El fondo gubernamental de pensiones que ha hecho ricos a los noruegos

Imagen PAG 10 Oslo

A cada ciudadano del país nórdico le corresponden 187.000 euros.




El fondo gubernamental de las pensiones de Noruega (Statens pensjonsfond Utland, en noruego) ha hecho ricos a los ciudadanos del país nórdico. En puridad, ha sido la explotación de los yacimientos del petróleo. Con los ingresos obtenidos, el Estado creó hace 23 años un vehículo de inversión. Hoy por hoy, es el mayor fondo soberano del mundo. El viernes superó por primera vez el billón de euros de patrimonio (10,11 billones de coronas noruegas). Teniendo en cuenta que en el país viven solo 5,3 millones de personas, a cada uno le corresponde cerca de 200.000 euros.

Este caso de éxito económico puede parecer evidente. El país es el séptimo productor mundial de petroleo y el tercero de gas natural. Estas exportaciones representan una bicoca. El Potosí de los siglos XX y XXI. Pero la gestión de los recursos energéticos no siempre es tan fácil (que se lo pregunten a los venezolanos), y los noruegos han sabido gestionar los ingresos del oro negro con mucho acierto.

Uno de los responsables del éxito del fondo es Yngve Slyngstad, consejero delegado de Norges Bank Investment Management (NBIM), la entidad mandatada por el Ministerio de Finanzas noruego para administrar el producto. Slyngstad, tras 11 años llevando las riendas del fondo, anunció la semana pasada que se jubilaba (con 55 años) después de que el vehículo alcanzara por primera vez un patrimonio de 10 billones de coronas noruegas.

Bajo su batuta, el fondo ha logrado una rentabilidad media anual del 8%. El retorno total desde la creación del fondo es algo inferior, del 5,9% anual. Estos rendimientos han permitido que el capital se acumule, y se acumule. Año tras año. La magia del interés compuesto. Del patrimonio total del fondo, solo un tercio corresponde a los ingresos del petróleo, mientras que dos tercios provienen de la revalorización de las inversiones y de la fortaleza de la corona noruega frente a otras divisas. Es decir, que los gestores han logrado generar riqueza por más de 600.000 millones de euros.

"Cuando se creó el fondo, nadie pensó que pasaría de 10 billones de coronas", ha explicado Slyngstad. "El rendimiento de las inversiones ha sido tan alto que se puede comparar con haber descubierto petróleo otra vez".

OTROS GRANDES FONDOS SOBERANOS

Abu Dhabi Investment Autority. El origen de este vehículo es muy similar al fondo del petróleo de Noruega: la explotación de los combustibles fósiles del país. También la finalidad: preparar a la economía para el momento en que se empiece a agotar el oro negro. En la actualidad tiene unos activos bajo gestión de cerca de 800.000 millones de euros.

El vehículo se creó en 1976, como un brazo inversor al margen del Gobierno. Un 35% de su cartera está en Bolsa de economías desarrolladas, un 15% en renta variable de países emergentes y cerca de un 15% en deuda soberana. El resto se invierte en compañías de pequeña capitalización, compañías no cotizadas, infraestructuras, e inmobiliario.

Otros de los grandes fondos soberanos del mundo son el de Kuwait (unos 600.000 millones de euros de activos) y el de Arabia Saudí (450.000 millones). Dubai y Qatar tienen también potentes brazos inversores.

Comenta