Formalizan por posible delito de estafa a socio de Constructora Santa Beatriz

Emilio Sironvalle

En la reciente década, alrededor de 100 personas compraron departamentos a menos de 1.000 UF de la Constructora Santa Beatriz -ligada al hoy formalizado Emilio Sironvalle- en distintas ciudades como Antofagasta, San Felipe, Santiago, Chillán y Temuco, que finalmente estaban hipotecados o no fueron construidos.




Este lunes se vivió un hito infrecuente en el ámbito de delitos económicos en Chile: se logró formalizar a uno de los socios de una empresa que está en el ojo del huracán por acusación de estafa.

Se trata de Emilio Sironvalle Álvarez, socio de la Constructora Santa Beatriz, quien fue formalizado en una audiencia llevada a cabo —vía Zoom— por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, a cargo de la jueza Carla Cappello.

El ahora imputado tendrá que esperar que la investigación en su contra siga su desarrollo, dado que el Ministerio Público solicitó un plazo de 60 días más para seguir las indagatorias, lo que fue admitido por el tribunal. Por el momento, las fuentes del caso consultadas por este medio indican que se llegará hasta el juicio oral.

Ya en agosto de este año se había formalizado por este caso al exdirector de la constructora, Marcelo Escobedo, asimismo como al ex gerente comercial de la misma, Iván Bobillier.

Los aludidos están siendo acusados por la fiscal de Delitos de Alta Complejidad, Ximena Chong, por el delito de estafa, que habría sido cometido en 2012 contra una sociedad en particular que compró departamentos, cuya defensa es dirigida por Miguel Schürmann, del estudio BACS Abogados.

En la reciente década, alrededor de 100 personas compraron departamentos a menos de 1.000 UF de la Constructora Santa Beatriz -casos que están en investigación- en distintas ciudades como Antofagasta, San Felipe, Santiago, Chillán y Temuco, que finalmente estaban hipotecados y no pudieron ser traspasados a los afectados. Otros clientes compraron en blanco a la misma constructora y los departamentos nunca se construyeron.

La Constructora Santa Beatriz se acogió a reorganización financiera en 2016, dado que a esa fecha tenía deudas por casi $30.000 millones con acreedores hipotecarios y/o valistas, como Penta Vida, Banco Estado e Itaú Corpbanca. En estos montos adeudados se excluye casi la totalidad de las 400 personas afectadas, dado que no tenían un crédito de dinero, sino que de un hecho (transferir un departamento).

En tanto, Santa Beatriz -autodenominada como “la constructora de Chile”- sigue vendiendo stock de proyectos en paralelo a su proceso de reorganización, que están ubicados en Copiapó, Ovalle, San Felipe y San Pedro de la Paz. De esta manera, la compañía obtiene flujos para pagar sus acreencias valistas.

Conocedores de la empresa indican que ésta, con su trabajo en conjunto con acreedores durante el proceso de reorganización, ha pagado más de 887.350 UF desde 2016 a la fecha.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.