Gerente general de CorreosChile: “Si todo esto hubiera pasado hace uno o dos años, el impacto habría sido mucho mayor”

José Luis Rodríguez señala que, gracias al trabajo previo en digitalización y en el e-commerce, el impacto final será menor. Además, anticipa que en el comercio electrónico se enfocarán en las entregas en uno, dos y hasta tres días, donde tienen una ventaja competitiva.




La pandemia encontró a CorreosChile en medio de una profunda transformación, donde el e-commmerce pasaría a convertirse en el foco central. Esto, debido principalmente a que el envío de documentos, que por décadas fue la principal actividad de la empresa, ya venía mostrando fuertes señales de debilitamiento, con una caída en torno al 40% incluso antes de la crisis sanitaria.

De hecho, la pandemia profundizó la caída de ese negocio en otro 40%, lo que llevó a la empresa a acelerar todo el plan de modernización. Así lo explica el gerente general de CorreosChile, José Luis Rodríguez, quien señala que, pese a todo ello, se proyectan pérdidas importantes para el año, debido a todas estas complejidades.

¿Cómo los ha afectado como empresa esta crisis sanitaria?

-La pandemia acelerado tendencias que venían dándose desde los años anteriores. Esto, en el fondo, ha sido una profundización de los cambios. En el caso de CorreosChile, esto nos impacta de dos formas. lo primero es que toda la digitalización ha hecho que el envío de documentos caiga fuertemente. Esto ya venía bajando 40% y con la pandemia ha bajado un 40% más.

Pero al mismo tiempo está la digitalización del comercio, que ha subido fuertemente y ahí es donde aparece la oportunidad. Nosotros venimos participando en el e-commerce nacional e internacional hace varios años Para dar una idea, hace 6 años, entrábamos al país del orden de 500.000 envíos al año y hoy son 500.000 a la semana. Se ha multiplicado por 50 el ingreso de paquetes del exterior por vía postal, que es lo que hacemos nosotros.

En el e-commerce nacional también hemos visto crecimientos importantes y se ha multiplicado por dos y hasta por tres el número de envíos.

¿Eso es algo positivo para ustedes?

-Esa ha sido la cara bonita, pero para nosotros como Correos, el neto de estos cambios es negativo, porque para nosotros el mundo documentos muy grande y representaba casi un 40% de los ingresos. Y el comercio electrónico internacional, que venía creciendo muy fuerte, debido a las restricciones aéreas, también ha caído cerca de 60%, porque hay pocas posibilidades de traer la carga al país. lo único que sí ha crecido es el comercio local, que para nosotros representa un porcentaje menor de nuestros ingresos. El neto de todo esto genera un resultado muy complejo, que nos tienen una situación complicada y que nos hace proyectar pérdidas importantes de aquí a que termine el año.

¿Cómo esperan sortear todo eso?

-Estamos trabajando un proceso de digitalización de la relación con el consumidor. Por ejemplo, a través de una sucursal virtual, para que todos los clientes puedan pagar sus envíos y permitir sus envíos antes de ir a dejarlos a la sucursal. Gracias a eso hemos podido aumentar nuestra operación. Y ha tenido también un efecto colateral positivo para nuestros clientes, porque si antes todo el proceso en la sucursal demoraba 5 minutos por envío, hoy gran parte del proceso se hace desde el computador o el teléfono, y en menos de un minuto el envío está recibido e ingresado a la empresa.

¿Qué otros ajustes han implementado?

-También hemos avanzado en automatización y excelencia operacional y eso nos ha permitido procesar casi un 30% de nuestra carga postal y más del 50% de nuestra carga de paquetería, cosa que hace un año era menos de la mitad. Gracias a eso, hemos podido, con menos gente, mantener una capacidad similar a la que teníamos antes de la crisis. Por lo tanto, creemos que si todo estuviese pasado hace un año o dos años atrás, el impacto habría sido mucho mayor desde el punto de vista la capacidad para operar y los costos para enfrentar esta crisis.

¿Piensan ahora potenciar su posición en el negocio del e-commerce?

-Nosotros tenemos una ventaja competitiva, que es la red de carteros que tenemos en todo el país y que nos permite hacer una parte de la distribución a costos muy competitivos y con un nivel de servicio competitivo. entonces el principal trabajo que estamos haciendo es potenciar esa red de carteros a través de tecnología, mejores elementos de apoyo, flexibilización, etc., de manera de poder tener costos razonables y con un mejor nivel de servicio que es el que los clientes de e-commerce están pidiendo.

¿Están mirando otros segmentos del e-commerce, como el delivery o las compras de supermercado?

-Evidentemente hay muchos segmentos dentro del e-commerce, pero nos estamos enfocando en uno. No estamos viendo el negocio de perecibles ni tampoco el instant-delivery. Si nos concentramos en el segmento de entrega en 1 o 3 días, tenemos una oportunidad tremenda de ser muy competitivos y seguir creciendo. Yo creo que esa es la principal decisión que hemos tomado: atacar el segmento más grande y competitivo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.