Gobierno busca fórmulas para apoyo a salario mínimo y diputados fijan piso de $300 mil en 2019

13 Marzo 2017 Trabajadores, obreros de la construccion, empleo sector oriente de Santiago. Foto: Andres Perez

La mayoría de los parlamentarios afirma que el gobierno aprovechará la ventana abierta por la DC para evitar un traspié en la discusión de este proyecto.


Ingeniería matemática es lo que deberá realizar este fin de semana el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, para llegar el lunes con una propuesta de reajuste de salario mínimo que concite la mayoría de los diputados y le permita “pasar” rápido el proyecto de reajuste y “liberarse” de esta discusión al menos por un par de años.

Esta semana las cartas se mostraron y las posturas quedaron bastante claras para enfrentar el aumento que tendrá el actual salario de $276.000.

Uno: no hay piso, ni en el oficialismo para apoyar un aumento de $7.500 este mes; ni para llegar a $288.500 en enero, ni a $295.000 en julio del próximo año, en el escenario más probable de que el Producto Interno Bruto (PIB) se expanda entre 2% y 4% como planteó el proyecto.

El piso mínimo puesto por los partidos -especialmente RN y la DC- fue de $300.000 en algún momento de 2019. Este requerimiento fue instalado en diversas conversaciones con los tres ministros que se desplegaron en el Congreso para avanzar en este tema: Hacienda; Felipe Larraín, Nicolás Monckeberg de Trabajo; y Gonzalo Blumel de la Segpres.

Dos: el proyecto del gobierno planteó un reajuste anual, automático según el nivel de crecimiento, por los cuatro años del mandato de Piñera. Las razones tal como fueron ventiladas en la comisión unida de Hacienda y Trabajo están relacionadas con el hecho de que La Moneda no cuenta con mayoría parlamentaria, por ende este tema será una bandera de la oposición más intensa en años electorales como 2020 (alcaldes y gobernadores) y 2021 (parlamentarias y presidenciales).

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) rechazó tajantemente esta idea porque les resta la posibilidad de negociar año a año, lo que ha concitado el respaldo del PC, el Frente Amplio y el PS.

Por ende la moneda de cambio está clara: se apoyará avanzar en un proyecto plurianual si es que el gobierno llega el lunes con una propuesta que considere llegar a $300 mil en algún momento de 2019, ya que de lo contrario el Ejecutivo se arriesga a sufrir una derrota en el Congreso.

Desde la DC aceptaban que los $300.000 se reajustaran en julio de 2019, pero en RN exigían antes, manifestando su voto a favor de una propuesta que fijara marzo de 2019 como punto de destino. Ahora bien, otra de las diferencias que deberá zanjar Hacienda es que no existe consenso en la plurianualidad de años. Si bien RN daba el pie para los 4 años de negociación, en la DC hablaban de máximo hasta 2 años, porque existe precedente sobre ello, y porque tampoco están por enemistarse completamente con la CUT donde cuentan con un vicepresidente (Nolberto Díaz).

Desde el PS han tratado de convencer a la DC que los $300.000 aparte de ser un techo no implica un reajuste contundente, ya que serían $16.500 en un año, lo cual terminaría en un 2,8% de ajuste real con una inflación en 3%. Es decir, explicaron, sería menos que el crecimiento esperado para este año en torno a 4%, y no incluiría ningún factor de productividad. A ello sumarían que los $283.500 propuestos para este año equivaldrían a 2% real, “eso es muy poco para un gobierno que llegó con la promesa de aumentar el crecimiento, el empleo y los salarios”.

Seguir leyendo