Gobierno cedería en pensiones y Blumel agenda cita con senadores de oposición

Imagen A_UNO_1126731

Ejecutivo ya se habría abierto a incluir más solidaridad. Los líderes oficialistas tras reunirse con Piñera cambiaron incluso el tono de sus declaraciones, hablando de un sistema mixto con reparto.




"Estamos listos para un acuerdo, el gobierno ya cedió" aseguraron desde la DC para referirse al resultado de las últimas conversaciones con la autoridad. Lo cierto es que hay un cambio evidente en el lenguaje de los líderes oficialistas que hace presagiar que vendrán cambios, y sustanciales, a la reforma de pensiones.

Pero como las conversaciones han avanzado principalmente con los diputados de la falange, el ministro de Interior, Gonzalo Blumel, se reunirá hoy a las 13 horas con los senadores de la oposición para intentar "abrochar" el contenido de estas negociaciones, de acuerdo con información entregada por los congresales. Ello porque se observa que el grupo de senadores PS, PPD y DC están actuando como bloque -de hecho hicieron caer la reintegración tributaria- y en el tema pensiones se han inclinado por pedir la división del proyecto y apurar el reajuste a las pensiones básicas y tratar con mayor detenimiento el resto de la iniciativa, idea a la que el Ejecutivo se resiste.

Y ese ha sido precisamente el marco de las conversaciones entre la bancada DC y la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, que puso como condición mantener un solo proyecto. Aparte de ello, el gobierno se estaría abriendo a lo que ha solicitado la falange, en el sentido de que del 5% anunciado como cotización adicional, el 2% se destine a un sistema más solidario, con lo que se debería revertir la idea inicial del Presidente Piñera de que un 4% se fuera a cotización individual. Es más, fuentes del gobierno han deslizado que el adicional podría llegar a 5,5%, y así el 3,5% quedaría para ahorro personal.

Desde que la DC empezó a negociar con el gobierno a mediados de año el Ejecutivo siempre se ha engrifado ante dos temas: hablar de reparto -que prefería reemplazar por seguros colectivos-; y mejorar las pensiones actuales de todos los tramos, no sólo a los de menores ingresos. Pero ese discurso dió un vuelco en el oficialismo si se observan las declaraciones de los presidentes de partidos tras una reunión con el mandatario.

"El gobierno está absolutamente abierto a lo que la oposición planteó en algún minuto que era, por ejemplo a que en materia previsional, avanzáramos a un sistema mixto. Un sistema mixto de pensiones significa que parte de las cotizaciones que hace el empleador, vayan a un pilar solidario, que sea por la vía de seguros o -de frentón- sistema de reparto. El gobierno ya se abrió a ello", indicó el presidente de RN, Mario Desbordes, tras el comité político de ayer en La Moneda. Asimismo, el diputado acotó: "Hago un llamado a la oposición a que, de una vez por todas, logremos el acuerdo que la gente está esperando, porque eso va a permitir subir las pensiones de todos los chilenos, no solo el pilar solidario".

Incluso la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, conocida por un perfil más ortodoxo sostuvo: "El gobierno debiera evaluar si se puede aumentar el aporte y ver qué es mejor en términos de solidaridad, si es un 1% como sistema de reparto o dejar eso más bien como un seguro de longevidad, bajando la escala de mortalidad. Ojalá la oposición se allane a llegar a un acuerdo esta semana".

Comenta