Gobierno logra avanzar con salario mínimo en la Cámara de Diputados y divide a la oposición

14 Agosto 2018 / VALPARAISO Los ministros Nicolas Monckeberg , Gonzalo Blumel , Felipe Larrain , al termino del Proyecto de ley, que reajusta el monto del ingreso mínimo mensual, así como de la asignación familiar y maternal, y del subsidio familiar. FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

Los radicales y algunos independientes apoyaron el reajuste de $10.000 este año y que llegará a $300.000 el 1 de marzo de 2019. La bancada DC sufrió una fractura, ya que la mayor parte rechazó la iniciativa.


Nuevamente un proyecto del gobierno dividió a la oposición, pero esta vez el reajuste del salario mínimo también produjo una fractura en la Democracia Cristiana (DC) que votó dividida.

Es que ayer la Cámara de Diputados analizó la iniciativa que tras una serie de negociaciones quedó en un aumento de $10.000 del salario desde los $276.000 actualespasando a $286 mil a partir del 1 de agosto de este mes. Luego el siguente tramo inluye un alza de $14 mil para elevarlo en marzo a $300.000, monto que se transformó en una suerte de piso simbólico. Junto a ello, se concordó que el acuerdo regirá hasta diciembre de 2020, período en que el ajuste será de 2% real sobre inflación pasada, dependiendo de si la proyección de crecimiento se sitúa entre 2% y 4%.

La votación se dividió en cinco partes. La primera que se refiere a ratificar la idea de legislar fue aprobada por 89 votos y 59 en contra -2 DC entre ellos: Víctor Torres y Raúl Soto.

El segundo proceso se refirió a la iniciativa en particular, concretamente a los incisos referidos a la plurianualidad -del reajuste en 2020-, cuyo resultado fue 76 a favor y 72 en contra. En esta oportunidad sólo 3 DC votaron a favor del proyecto del gobierno y los restantes 11 en contra.

En la tercera votación que especificaba el guarismo para éste y el próximo año, el articulado obtuvo 78 votos con la concurrencia de DC: Miguel Angel Calisto, José Miguel Ortiz, Jorge Sabag , Pablo Lorenzini y Matías Walker, los dos últimos eran los negociadores de la bancada con el gobierno.

Aparte de los votos de la DC el gobierno también sumó el apoyo de los radicales y del diputado independiente Pepe Auth, quien trabaja con esta bancada y anticipó en la sala que optaron por negociar: “Este proyecto es favorable porque en sólo 7 meses llegaremos a los $300 mil, porque ahora tendrán un aumento de $ 10 mil, y porque en 2020 tiene garantizado el 2%. Es importante que crezca más que el IPC, porque el país empieza a crecer pero los salarios se han estancado, y todos sabemos que el salario mínimo impulsa un aumento de todos. Por eso lo aprobaremos”, explicó.

Concluida la votación, los ministros de Hacienda y Trabajo, Larraín y Nicolás Monckeberg, respectivamente, valoraron la aprobación como consecuencia de un diálogo con los parlamentarios. “Esta es una muy buena noticia para los trabajadores chilenos. Es muy importante el trabajo que se ha hecho aquí en el Congreso. La propuesta fue mejorada a través del diálogo y pudimos llegar a acuerdos. A todos nos gustaría un reajuste mayor, pero tenemos que conjugar la responsabilidad en varios sentidos: mejorar el salario y poder adquisitivo de los que ganan menos; cuidar la empleabilidad; y considerar que quienes pagan mayoritariamente el salario mínimo son las pymes”, acotó el titular de Hacienda.

División opositora. Donde no celebraron fue en la oposición, en la CUT y menos en la DC. De hecho, al término de la sesión, sólo el diputado de la Comisión de Trabajo, Raúl Soto, estuvo dispuesto a conversar sobre la dura negociación interna dentro de la bancada: “se generó una discusión interna profunda, y finalmente la DC votó como mayoría aplastante contra dos artículos. Eso habla de una DC que busca enmendar el rumbo y le dice al gobierno que no puede venir al Congreso a pasar gato por liebre”.

Por su lado, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, recalcó que apuntarán a los senadores para que desestimen la negociación plurianual porque estiman que atenta contra derechos laborales. “Parece que al gobierno le gustan las victorias pírricas porque no cuentan con el respaldo que ellos creían”, remarcó la dirigenta.

Los restantes ex socios de la Nueva Mayoría lamentaron la decisión de parte de la DC, radicales y algunos independientes (René Alinco y Auth). “Aquellos que votaron a favor deberán explicar por qué votaron por otorgar $24 mil en 18 meses, cuando el gobierno anterior entregó $ 40 mil”, subrayó el presidente de la Comisión de Trabajo, diputado Gastón Saavedra (PS).

Seguir leyendo