Hacienda cambia el tono y destaca rol de Latam en la economía y conectividad del país

Ministros de Hacienda y Educación descartan propuesta de Desbordes para incluir la condonación del CAE en el plan de emergencia

El proyecto que se trabaja en Teatinos 120 apunta a simplificar procesos que tiene el mercado de capitales para inversionistas que realicen operaciones de préstamos.




Un cambio de tono y de mensaje fue el que tuvieron las autoridades económicas este martes. Ahora, después de la decisión de la compañía de acogerse al capítulo 11 en Estados Unidos, explícitamente el gobierno califica a Latam como una empresa relevante para la economía nacional, para los empleos y para la conexión del país. Todo esto, en una semana que se espera que se anuncie algún tipo de ayuda para las grandes empresas.

A primera hora, a través de un comunicado , Hacienda dijo que “evaluará la conveniencia y oportunidad para contribuir al éxito del proceso de reorganización” de Latam. El texto enfatiza en la importancia de la compañía para la economía. Destacó que la aerolínea genera 10.000 empleos directos, tiene 2.000 proveedores, muchos de ellos pymes, y abarcan un universo de cerca de 200 mil empleos indirectos.

Hacienda advirtió también que hay sectores importantes de la economía chilena que dependen de los servicios que presta Latam, como las importaciones industriales y exportaciones agropecuarias, el turismo y la minería.

“Siendo la conectividad aérea parte fundamental de la integración humana y logística de nuestro país, y atendido el rol central que Latam juega a este respecto, el gobierno espera que una reorganización de la compañía permita la continuidad operacional de la empresa”, agregó Hacienda.

Ello, indicó, con el fin de mantener la mayor cantidad de puestos de trabajo, que sus proveedores puedan seguir prestando sus servicios “y que los chilenos puedan contar con este medio de transporte para llegar a los más diversos rincones de nuestro territorio y del mundo”.

En entrevista con Duna, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, explicó que el Capítulo 11 permite que “cualquier acreedor que entre con recursos o garantías, tenga súper preferencia respecto a los acreedores anteriores”.

Precisamente, hay quienes sostienen que este es un factor a favor para pensar que el Estado podría inclinarse en esta etapa por algún tipo de ayuda. Así, sería posible pensar en un apoyo que permita aportar una parte menor de la liquidez necesaria para dar la continuidad.

De todos modos, refiriéndose a la ayuda a las grandes empresas en general, dijo que “hemos hecho un barrido acucioso respecto a todas las empresas grandes de Chile, analizándolas una por una, su situación financiera y su acceso al crédito y les puedo asegurar que no vemos ninguna empresa de las muy grandes que esté en una situación cercana a la de Latam”, indicó. Briones aseguró que en el caso que decidiera rescatar a este tipo de compañías, se haría de forma selectiva y midiendo las implicancias que estas suponen para el país.

Una fuente conocedora del proceso señala que el proyecto que se trabaja en Teatinos 120 apunta a que hoy día hay inversionistas que quisieran prestarle dinero a grandes empresas, pero que por restricciones legales no lo pueden hacer. “Hay restricciones en el mercado de capitales que impiden que algunos fondos inversión puedan financiar a empresas grandes”. Sin embargo, no abarcará a todas las grandes empresas, dado que no está pensada en ayudar a firmas como Latam, por ejemplo. En esta primera etapa no habría recursos ni garantía estatal afirma. Hacia adelante, menciona que se deberá ir viendo caso a caso nuevas medidas.

En Hacienda, el equipo que está analizando las medidas para este grupo de empresas además del propio Briones, es el coordinador Macroeconómico, Luis Óscar Herrera; el jefe de asesores y coordinador de finanzas internacionales, Andrés Pérez; la coordinadora del mercado de capitales, Catherine Tornel, y el jefe de gabinete, Juan Obach.

.

Comenta