Hong Kong levanta secreto bancario para que Banco de Chile recupere dinero del hackeo

El juez chino dijo que una de las sociedades donde llegó el dinero del Chile, Tech Giant, “parece ser una compañía fantasma sin operaciones ni negocios en Hong Kong”.


A poco más de cuatro meses desde el robo de US$10 millones a Banco de Chile, los hechos que dieron lugar al ciberataque empiezan a aclararse. De hecho, ya habrían presuntos responsables, según lo anunció la semana pasada la firma de ciberseguridad FireEye, que apuntó a que el hackeo habría sido perpetrado por una célula del grupo norcoreano Lazarus Group.

En paralelo, esta semana el Tribunal Superior de Hong Kong (High Court) reveló un nuevo documento en el marco de la demanda que presentó en esa región la entidad controlada por el grupo Luksic y Citibank, contra las cuatro sociedades a las que habría llegado el dinero robado: Ketuo Trade Limited, Boruida Trading Co Limited, Tech Giant Limited, y Minerva Holding Limited.

En particular, la jueza adjunta del Tribunal Superior de Hong Kong, Doreen Le Pichon, autorizó levantar el secreto bancario para que Banco de Chile pueda acceder a la información de todas las cuentas que ha tenido Tech Giant desde el 23 de mayo (fecha en que ocurrió el ciberataque) en Standard Chartered Bank.

Entre los argumentos que entregó la jueza para acceder a levantar el secreto bancario, señaló que “Tech Giant parece ser una compañía fantasma sin operaciones ni negocios en Hong Kong y cuyos accionistas residen en la República Popular China. No ha ingresado un acuse de recibo de servicio que indique su intención de defenderse en este proceso”.

Asimismo, agregó en el escrito que “no cabe duda de que la información buscada es relevante para las reclamaciones de fraude cibernético del demandante. Revelaría el flujo de los fondos de Deutsche Bank que se han malversado y permitiría tomar medidas contra terceros para su recuperación”.

Con todo, la jueza hace referencia a Deutsche Bank, porque de ahí habría salido el dinero de Banco de Chile que llegó finalmente a la cuenta que tenía Tech Giant en el Standard Chartered Bank de Hong Kong, donde la sociedad fantasma se quedó con 1.998.044 de euros (unos US$2.300.000).

Esta no es la primera vez que Banco de Chile consigue una autorización para que se levante el secreto bancario en Hong Kong: el 20 de julio pasado, el juez Keith Yeung SC había autorizado a Bank of China, Hang Seng Bank, y Standard Chartered Bank a entregar toda la información de las cuentas a las que llegó el dinero tras el ciberataque.

Y así lo hicieron, según lo constata este último escrito que revela la nueva petición de Banco de Chile. ¿La diferencia? Pide que Standard Chartered Bank entregue los datos de más cuentas de Tech Giant, porque una vez que este último banco le dio al Chile los registros que había solicitado, se dieron cuenta que los fondos habían sido movidos a otra cuenta que tenía la empresa en el mismo banco. Los registros también arrojaron que cerca del 38% de los fondos de Deutsche Bank fueron convertidos a dólares y transferidos a la otra cuenta.

Seguir leyendo