Industria automotriz en alerta y ve difícil alcanzar las 300 mil unidades vendidas en 2020

Marzo será clave para determinar nuevas proyecciones para este año.


Hace ya algún tiempo que la industria automotriz no presenta los peak de venta registrados en 2017 y 2018, cuando en un mes se llegaba, incluso, a vender 39 mil autos. En 2019, afectado principalmente por el estallido social, el sector vendió 372 mil vehículos, 10,6% menos en relación al año anterior, aunque la cifra alcanzó el tercer mejor registro histórico. Sin embargo, para este año el escenario es menos auspicioso producto del coronavirus.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem), Carlos Dumay, no descarta que este año la comercialización de autos se ubique bajo las 300 mil unidades. Para 2020 se había proyectado la venta de 329 mil vehículos. De todas formas, asegura que aún es muy temprano para medir el impacto que esta emergencia tendrá en la industria, aunque dado el bajo público que se vio la semana pasada, dice, “hay un frenazo importante en las ventas”.

Marzo será clave para determinar nuevas proyecciones para este año. Diego Mendoza, secretario general de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), señaló que mientras no transcurra a lo menos el primer trimestre del año no sería correcto actualizar proyecciones. Aunque indica que el virus es un nuevo factor que con seguridad les afectará, es muy pronto para cuantificarlo.

Mendoza explica que “las dos primeras semanas (de marzo) venían comportándose de acuerdo con lo esperado por la industria; sin embargo, tras las medidas restrictivas de libertad de movimiento adoptadas por las autoridades nacionales, sí se ha evidenciado una baja en la afluencia de público a los locales de venta de vehículos”.

Frente al nuevo escenario, dice que, sin lugar a dudas, el mercado automotriz deberá adaptarse al desafío en la forma de comercializar sus productos. “El factor del coronavirus definitivamente va a causar un cambio en el hábito de los consumidores. A diferencia de la crisis del 18 de octubre, que era una alteración a la economía de origen interno, el Covid-19 es una alteración de orden global, y va a producir un impacto en la manera en la que nos comportamos”, comenta.

Andrés Cooper, gerente general y socio fundador de Chileautos, cuenta que el número de visitas en los primeros 15 días ha caído solo un 5% respecto al periodo anterior, mientras que las cotizaciones por vehículos han aumentado 3,2%. No obstante, comenta que la última semana, ha mostrado una mayor caída, producto de la entrada en la fase 3 y 4 de la emergencia sanitaria.

Cooper coincide en que durante los próximos meses la industria tendrá que adaptarse a la nueva realidad, para que el impacto no sea tan grande. Sin embargo, indica que la evolución de las ventas, dependerá también de los efectos que la crisis tenga en la economía. “Si durante meses debemos mantener una cuarentena obligada, entonces es muy probable que la caída sea muchísimo más grande”, señala.

Hacia adelante, prevé que “la gente será más cuidadosa en el consumo, pues la sensación de fragilidad quedará por mucho tiempo” y que, por lo tanto, “el consumo de bienes durables, como los automóviles, si bien se debería tender a recuperar, el ritmo de recuperación será lento”.

Eric Griffiths, gerente general Tattersall Automotriz, representante en Chile de las marcas de origen chino ZX Auto, Faw Autos, Lifan Autos y KYC, señala que en enero y febrero se observó una recuperación importante en el mercado tras la crisis social y que los efectos “estaban siendo bien manejados”. Pero ahora es tajante: "El coronavirus nos ha impactado muchísimo más que el estallido social".

En este contexto, la industria está ajustando sus inversiones. "Hasta la semana pasada estábamos en plan de abrir nuevas sucursales, pero están todos replanteándose su futuro, así que lo más probable es que se congelen todas las aperturas que teníamos pendientes hasta que esta situación pase", explica Griffiths.

Efecto en precios

En términos de precios, Andrés Cooper asegura que no han visto una diferencia significativa a nivel agregado. “Algunos vehículos han subido su valor y otros han bajado, pero a nivel agregado, la variación ha sido menor al 1%, lo que no es significativo”, explica.

Dumay, por su parte, dice que el precio del dólar golpeará a la industria aún más. “Si me preguntas si el precio de hoy va a cambiar a fin de mes, sí, cuánto, no sabemos todavía. Pero el precio de los autos que hay hoy, no es el precio en base al dólar vigente”, comenta.

Comenta