Isapres profundizan pérdidas a abril ante reactivación de prestaciones de salud y alza de licencias médicas

En conjunto, las isapres abiertas perdieron $14.872 millones en los primeros cuatro meses de este año, lo que se compara con ganancias por $34.984 millones en igual lapso.




La industria de las aseguradoras de salud tuvo un año positivo en 2020 pese al impacto de la pandemia. No obstante, el primer trimestre de 2021 la situación cambió y las isapres pasaron a números rojos, situación que se agudizó en en abril.

El año pasado fue particularmente positivo. Las aseguradoras privadas lograron utilidades por $82.548 millones en 2020 (unos US$115 millones), lo que equivale a un alza de 772% respecto de los $9.465 millones de 2019, en gran medida por las postergaciones de prestaciones médicas producto del confinamiento decretado por la autoridad para mitigar la propagación de la pandemia. Los gastos por prestación de servicios de salud retrocedieron 9,4%, lo que permitió más que compensar el incremento de 27,1% en mayores pagos de licencias médicas, dentro de las que se incluyen las curativas, por sospecha de Covid-19 y las preventivas parentales. Aunque ya en el último cuarto se veía una moderación del ritmo: las ganancias totalizaron $16.100 millones (unos US$22 millones), levemente por debajo (-2%) de los $16.400 millones del mismo periodo del año anterior.

Este año la realidad es diferente. De hecho, en el primer trimestre de 2021 las pérdidas fueron $7.551 millones a marzo, lo que se compara con los $12.695 millones que ganaron durante el primer trimestre de 2020. Y en abril la situación continuó. Aunque no son cifras públicas ni oficiales, La Tercera tuvo acceso a la información. En conjunto las isapres abiertas perdieron $14.872 millones en los primeros cuatro meses de este año, lo que se compara con ganancias por $34.984 millones en igual lapso.

El desempeño de las aseguradoras no fue homogéneo entre las seis isapres: tres tuvieron pérdidas, dos registraron fuertes caídas en sus ganancias y una elevó sus beneficios.

En el primer grupo se ubicaron Consalud, Banmedica y Cruz Blanca. La primera -controlada por ILC, el brazo de inversiones de la Cámara Chilena de la Construcción- registró la mayor pérdida, con $17.853 millones, frente a ganancias por $4 mil millones en igual lapso de 2020. Banmedica perdió $4.500 millones (frente a utilidades por $4.500 millones) y Cruz Blanca quedó en rojo con $3.500 millones.

En el segundo grupo figuran Vida Tres y Nueva Mas Vida, con caídas de 55% y de 98%, respectivamente hasta $3.008 millones y $136 millones.

Solo Colmena logró mejorar sus resultados frente a igual periodo del año pasado, con beneficios $7.864 millones, con un alza interanual de 30%.

Consultadas al respecto, declinaron entregar información dado que no es información oficial.

El presidente de la Asociación de Isapres, Gonzalo Simon, afirmó que “las Isapres reportan sus estados financieros a la autoridad formalmente de manera transparente y trimestral, y por esto no podemos referirnos a la cifra entregada, de un período que aún no concluye”.

De todos modos, explicó las estimaciones para este año se prevén negativas. “Las utilidades del año pasado, y tal como lo veníamos anticipando, fueron positivas producto la postergación de las atenciones de salud por efecto del Covid-19, las cuales durante el presente año se han reactivado y además se están retomando aquellas que se habían postergado, las que esperamos se realicen a la brevedad”, explicó.

A ello se debe adicionar el incremento de licencias médicas: “No solo las relacionadas con el Covid-19, si no también en el total de los permisos solicitados por otros diagnósticos. Las Isapres redoblarán sus esfuerzos ante esta difícil realidad, para seguir contribuyendo decididamente con la salud de sus 3,4 millones de afiliados”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.