Bajo la conducción de Satya Nadella, Microsoft llega a reclamar su trono

FOTO//AFP

Con la nube Azure y la versión por suscripción de Office, la firma logró repuntar y hacerse un lugar en la competitiva escena de la industria tecnológica.


Cuando aparecieron las innovadoras Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, agrupadas en la famosa sigla FAANG, Microsoft parecía quedar atrás. Pero quienes llegaron a superarla, hoy ven a la firma del Bill Gates reclamar su lugar como la empresa más valiosa del mercado, lugar que perdió en 2003.

En este momento, Microsoft “está en una posición envidiable de cara a 2019”, sostiene a PULSO Daniel Ives, director ejecutivo e investigador de Equity en Wedbush Securities, destacando que la empresa “está disparando en todos los cilindros, en torno a su visión estratégica”. ¿Qué pasó entre 2014 y 2018, que la firma pasó de una capitalización bursátil de US$300.000 millones a una de US$85.650 millones? Llegó a la conducción de la empresa Satya Nadella.

Transformación. Para ese entonces la compañía ícono de los softwares había experimentado con ofertas de motores de búsqueda de Windows 8, Windows Phone y Bing, que no le hicieron ni cosquillas a Google, amo y señor en esas tierras. Así, en 2013 veía caer sus ganancias en 18%.

La pelea había que darla en otro sector y Nadella fue quien lo encontró: Azure, su versión de la nube. Había que adaptarse al cliente y ofrecer soluciones, en un mercado enfocado en las organizaciones que tienen mucho camino por delante para crecer. En nuestros días, únicamente el 23% de la tecnología corporativa está en la nube, porcentaje que crecería hasta el 52% de acuerdo a JPMorgan.

En esta próspera industria, si bien no logra superar a AWS de Amazon, que acapara el 64% de la participación de mercado frente a 45% de la opción de Microsoft, Azure tiene una tasa de crecimiento anual imbatible de 32%, de acuerdo con el informe Right Scale of the Cloud 2018.

Pero el éxito de la nube no hizo que Nadella descuidara el negocio histórico de la empresa. También revitalizó Office, enfatizando la versión por suscripción: Office 365. “La oportunidad de crecimiento para lo que es Office 365 es mucho más grande que cualquier cosa que hemos logrado, incluso con nuestra gran penetración en el mundo del servidor-cliente”, aseguraba Nadella a principios de este año y las cifras lo han respaldado. Las ventas de Office 365 anotaron un crecimiento interanual de 48% entre junio y septiembre.

Estas bases permiten imaginar un muy positivo 2019. “Somos optimistas”, indica Daniel Ives, ya que las fuertes perspectivas para Azure, Office 365 y las iniciativas de productos integrados más recientes en torno a los consumidores y los servicios en la nube, como LinkedIn, generan una “combinación de dinámica debería permitirle a Nadella transformar aún más a Microsoft en un gigante de la nube en los próximos años y traducirse en mayores ganancias y expansión”.

#Tags


Seguir leyendo