La mirada económica de la encuesta CEP

gente

Existe una mejora en la percepción del país y de su economía y los sueldos bajaron su peso como preocupación. Esto es un indicio de que la percepción general parece estar mejor que la sensación ambiente.




La encuesta CEP dejó en materia económica una visión relativamente más optimista de la sensación ambiente que existía en la discusión pública.

Esto, en un contexto en el que las cifras económicas han sido utilizadas por la oposición en contra de la actual administración, pese a que la economía crece a más del doble que el año pasado. ¿Qué dijo la encuesta CEP sobre esta materia?

En general, se observa una mejora en la percepción sobre la economía y las perspectivas. El 52% cree que la actual situación económica del país es "Ni buena ni mala" frente al 50% en octubre del año pasado. Los que creen que es "Mala o muy mala" bajó de 32% a 27% en igual período y muy por debajo del peak de 48% de agosto de 2016.

Por el contrario, el 21% estima que la situación es buena o muy buena (17% en octubre y 8% en agosto). Para los próximos 12 meses, el 57% cree que no cambiará la situación económica del país, el 26% estima que mejorará (30% en octubre de 2017) y 15% que empeorará (10% en octubre de 2017).

El 30% cree que está progresando, el mayor nivel desde la encuesta de noviembre de 2014 (18% en la medición anterior), mientras el 57% cree que Chile está estancado.

Los más pesimistas están en los segmentos medios y bajos. En el primero, el 58% cree que Chile está estancado y 30,6% progresando. En el segmento bajo, el 57% estima que el país está estancado, 26,2% progresando. Incluso un 15,3% optó por la alternativa "En decadencia". En el segmento socioeconómico alto, en cambio, el 50% ve al país progresando y 43,5% estancado.

Mientras tanto, las personas están más felices e incluso los sueldos ya no figuran como una de las principales preocupaciones, bajando de 25% a 19%.

Todo esto sirve para poner en contexto la discusión actual, y la conclusión es clara: el modelo ha funcionado y se requiere continuar trabajando para que los beneficios del sistema alcancen a más personas, especialmente las de menores ingresos. La apuesta debe ser al crecimiento.

Comenta