La millonaria carrera por quedarse con el proyecto de ampliación del estadio del Real Madrid

Autor: Pulso

El proyecto involucra montos casi dos veces lo que invirtió Chile en la red de 9 estadios Bicentenario y cinco grandes centros deportivos durante la administración Bachelet. 


Acciona, Ferrovial, FCC y el grupo San José inician mañana la lucha por uno de los contratos de edificación más emblemáticos de España: el de las obras de remodelación y ampliación del estadio de fútbol Santiago Bernabéu.

Se trata de un proyecto valorado en unos US$ 450 millones, casi dos veces lo que invirtió Chile en la red de 9 estadios Bicentenario y cinco grandes centros deportivos durante la administración Bachelet.

Según Cinco Días, las cuatro compañías presentarán, previsiblemente, este viernes al Real Madrid sus respectivas ofertas técnicas y económicas para hacerse con la obra, según informaron a Europa Press en distintas fuentes del sector.

ACS, compañía participada y presidida por Florentino Pérez, también presidente del Real Madrid, no puede participar en el proceso competitivo para adjudicarse las obras.
El grupo no puede concurrir a la licitación en virtud de un acuerdo que mantienen los miembros de la Junta Directiva del Real Madrid por el que se comprometen a no participar con sus negocios en los del club.

El proyecto de ampliación y remodelación del Santiago Bernabéu constituye una de las grandes obras de edificación no residencial de los últimos años en España.

El contrato supondrá, entre otras actuaciones, habilitar en el estadio, ubicado en el Paseo de la Castellana de Madrid, una cubierta retráctil que cubra todo el aforo del recinto. También se cambiará su actual fachada, con la supresión de las torres de los laterales.

En el interior del estadio, el proyecto contempla la construcción de una nueva grada de 3.000 asientos en el lateral Este, acometer obras en el resto de laterales y habilitar nuevos accesos.

También se reestructurará y aumentará el área VIP para que cuente con unas 2.000 nuevas localidades, se adecuarán los accesos y los pasillos, y se habilitarán nuevas zonas de esparcimiento, entre otros trabajos.

Todos los grupos en liza cuentan con experiencia en construcción de estadios e instalaciones deportivas, como es el caso de FCC, que recientemente empezó el nuevo estadio del Atlético de Madrid, y de Acciona, encargada del nuevo San Mamés de Bilbao.

Seguir leyendo