Las luces amarillas que encendieron AquaChile y Agrosuper con su megaoperación

Reuniones y múltiples llamados telefónicos han sido constantes en los últimos días entre las empresas salmoneras, el gremio que las agrupa y también con la autoridad. La alerta fue un informe de Subpesca que muestra que las empresas que lideran hoy Gonzalo Vial y Víctor Hugo Puchi son las que optaron por crecer por sobre la media de la industria, causando preocupación por la eventualidad de que esta situación termine generando una nueva alerta sanitaria en Chile.


Ha sido una semana intensa en el mundo salmonero. El lunes pasado, toda la industria celebraba la operación que esa mañana -a primera hora- anunciaba Agrosuper, empresa controlada por Gonzalo Vial y sus hijos, y que acordó la adquisición del 67% y la intención de comprar luego el 100% a través de una Oferta Pública de Acciones (OPA) de AquaChile, la compañía más relevante de la industria local, liderada por un histórico del sector, el empresario Víctor Hugo Puchi, y hoy por sí sola la número cinco del ranking mundial.

Con la noticia, las acciones de las compañías chilenas que comercializan salmón en el mundo se vieron beneficiadas y en el sector solo se aplaudía el espaldarazo que implicaba para la conflictiva industria de la salmonicultura nacional la inversión de más de US$ 1.000 millones que Agrosuper ha desembolsado en el último año, con la adquisición que hará de AquaChile, valorada en US$ 850 millones, y al adquirir también Friosur en US$ 229 millones en junio pasado.

También celebraban el salto que tendrá Chile en el ranking mundial, pues la nueva Agrosuper será la segunda mayor salmonera del mundo, compitiéndole frente a frente a la gigante noruega Marine Harvest (ver infografía).

Pero las felicitaciones y las celebraciones se fueron diluyendo mientras corría la semana. Es que la noticia anunciada el lunes interrumpió las conversaciones que se estaban desarrollando días antes en el gremio por el crecimiento desmedido que están impulsando algunas compañías, entre ellas Agrosuper y AquaChile.

El viernes 3 de agosto, la Subsecretaría de Pesca emitió un informe técnico, inédito, que muestra cómo estas compañías, aplicando la normativa existente, están creciendo por sobre el 3% o 4% recomendado por la autoridad para mantener la sustentabilidad del sector. Con esto se crece de manera conservadora, modalidad que fue acogida por el 70% de la industria y que explica el buen momento sanitario que está viviendo hoy el sector.

El informe que encendió las alarmas muestra que en la zona donde están operando estas compañías se está registrando un crecimiento de 16% a nivel nacional comparado con el ciclo productivo anterior, y de 34% en la XI Región. Por eso, el fin de semana pasado hubo llamados y reuniones. Lo que se busca es frenar el alza para las nuevas zonas que deberán comenzar a sembrar prontamente y así evitar una potencial nueva crisis como la vivida el año 2007, cuando fue la expansión del virus ISA. Y por eso también que la autoridad sacó la voz e hizo un llamado a la industria “para que ejerza con responsabilidad su actividad y evitar adoptar decisiones altamente riesgosas desde el punto de vista ambiental y sanitario”, señaló Eduardo Riquelme, subsecretario de Pesca.

Ese día, Riquelme adelantó, además, que se está estudiando la dictación de nuevas medidas para “evitar eventos sanitarios indeseados”.

Luces amarillas

Pero eso luego de conocerse la arremetida de Agrosuper con AquaChile y la creación de esta nueva megaempresa, las gestiones y las reuniones en el sector y con el gobierno se intensificaron. Y el miércoles pasado Eduardo Riquelme presentó una propuesta para perfeccionar la normativa y evitar los crecimientos desproporcionados en el sector. El jueves, en tanto, hubo una reunión técnica de algunas empresas agrupadas en SalmonChile en Puerto Montt y el viernes hubo un nuevo encuentro entre el gremio y Subpesca, también en la capital del sur del país.

La urgencia que genera la situación, dado que el próximo 18 de agosto varias empresas deben presentar sus correspondientes planes de siembra para el semestre en que inician producción, motivó que SalmonChile convocara a una reunión extraordinaria del directorio, la que está citada para mañana en la tarde también en Puerto Montt.

“Indudablemente que un crecimiento desmesurado como tuvo la industria en el pasado, hoy no es deseable y no ayuda a mantener las buenas condiciones sanitarias y ambientales que hoy tiene la industria”, señala Arturo Clément, presidente de SalmonChile, al ser contactado por PULSO.

Aclara que este aumento de siembra que se está registrando “es un semestre puntual” y que ahora lo relevante es “que en el mediano y largo plazo los aumentos de siembras estén muy alineados con la demanda actual”.

Clément reconoce las conversaciones con la autoridad e indica que Subpesca “está tomando las medidas” y que está desarrollando una propuesta “para cautelar que la condición sanitaria y ambiental de la industria se mantenga tan bien como ha estado hasta ahora”.

Sin embargo, al interior del gremio no hay unanimidad sobre la manera en que se está enfrentando esta nueva señal de riesgo. Y son estas divisiones las que se conversarán mañana en la tarde en el sur del país. “El miedo es que la industria vuelva a colapsar y entre en un ciclo negativo como el vivido con el virus ISA y también con el bloom de algas, y ahora que tendremos una industria más consolidada, hay que tener cuidado, porque si la compañía más grande comienza a crecer de manera desmedida, toda la industria la seguirá. Nadie se va a quedar abajo”, comentan.

Más salmón en el agua

La información que emitió Subpesca -en el informe técnico número 615 del 3 de agosto de 2018- muestra cómo la macrozona dos, donde convive un conjunto de agrupaciones de concesiones donde las más relevantes son las de Agrosuper y AquaChile y que comenzó su período de siembra en julio pasado, está registrando un crecimiento de 15,7% a nivel nacional, comparado con el ciclo productivo anterior, cifra que supera la recomendación para evitar episodios ambientalmente complejos.

“El abastecimiento correspondiente a la sumatoria de las siembras efectivas del período productivo inmediatamente anterior y a las cuales se les realizó clasificación de bioseguridad es de 101.643.131 peces. La proyección que corresponde a los números de peces que los titulares de los centros de cultivo declararon y fueron autorizados a sembrar en los períodos productivos que continúan a los descansos sanitarios coordinados respectivos, alcanza a 117.667.598 peces”, señaló la autoridad en el documento.

Y muestra, además, que tanto AquaChile como Agrosuper están elevando con fuerza la cantidad de peces que están echando en el agua, los que serán cosechados el año 2020. Según la información oficial, concesiones de AquaChile están creciendo más de 60% comparado con el período anterior, mientras que las de Agrosuper están más de 50% arriba.

En cuanto al crecimiento proyectado por especie, se indica que para la X Región se estima una rebaja de 9% del salmón atlántico (el más relevante), un crecimiento de 33% para el salmón coho y un alza de 23% para la trucha. En tanto, para la XI Región se estima un incremento de 23% del salmón atlántico, un alza de 22% para el coho y un aumento de 428% para la trucha. Y para la XII Región se prevé un aumento de 18% para el atlántico.

“Algunas compañías están teniendo una actitud que no llamaría irresponsable, pero sí que están usando los sistemas legales para ir más allá y se están yendo por un camino que no es el deseado. Esto, más el brote de ISA del centro de Cermaq, son luces amarillas que nos preocupan y nos ponen en riesgo. Es que acá compartimos un bien común que es el agua, y si por echar más peces en el mar a uno le va mal, le irá mal a toda la industria”, explican en el sector.

¿Cómo ocurrió esto? Cuando las compañías informan sus siembras a la autoridad, eligen un sistema productivo: uno de ellos es la norma de densidades, que limita la carga de peces por jaula y que fue cuestionado por la industria por las limitaciones que aplicaba y lo costoso que era su operación, aunque en la suma son muchos más peces cosechados. Y el otro es un sistema que impulsaron las propias empresas -Porcentaje Reducción de Siembra (PRS)- y que permite sembrar, en un centro de cultivo, un número de peces que puede ser mayor, pero en el que está ubicado al lado, la empresa no siembra y así reduce la siembra en esa agrupación de concesiones.

Y en el caso de AquaChile y Agrosuper, ellos optaron por el programa de densidades, que tiene como factor común cosechar más peces, pero que involucra grandes inversiones en activos fijos y con una producción que se hace más cara.

“Ellos están yendo contra la corriente. Todos, en esta primera vuelta, estamos reduciendo en alrededor de un 3% a 4% las siembras, porque eso era lo que buscaba la regulación, para que en la segunda vuelta, todos podamos crecer, pero a tasas más controladas. Lo que pensábamos es que nadie se iba a ir por la norma de densidades, porque eso es sembrar un problema para el mediano plazo”, señala un ejecutivo de la industria.

Pero en SalmonChile no sorprende el camino que siguió en particular la empresa que lideran Gonzalo Vial y sus hijos. Es que ellos siempre se han desmarcado del accionar del sector. Y, en particular, indican en la industria, Agrosuper nunca estuvo a favor de impulsar un plan alternativo. De hecho, indica un ejecutivo que participó de las discusiones de 2015 y 2017 (cuando se diseñaron estos planes), “la postura de Agrosuper siempre fue que la norma se tenía que aplicar de manera estricta, porque si se era estricto en las medidas de bioseguridad, no era necesario regular la producción, porque si se sobrepasan ciertos límites, a esa compañía le iba a ir tan mal, que tendría que matar sus peces y con eso solo iban a quedar los mejores, los que tenían las espaldas y el tamaño para sobrevivir, cosa que ahora sí cumple a cabalidad”, señala la fuente.

AquaChile, en tanto, tiene un historial de encuentros y desencuentros en SalmonChile. En 2010, Víctor Hugo Puchi dejó la vicepresidencia del gremio, ya que acusaba falta de responsabilidad en la forma en que se enfrentaban las medidas para evitar una nueva crisis del ISA, y en 2013 volvió a la entidad. Pero en las últimas discusiones, Puchi fue partícipe de establecer por normativa un límite productivo, para que todas las empresas limitaran sus crecimiento y así evitar un nuevo riesgo. Sin embargo, se fue por el camino contrario. Algunos ejecutivos del sector creen que la meta de enlistarse en Oslo y mostrar inversiones y producción hicieron que el empresario optara por las densidades.

En Agrosuper, en tanto, indican que la sustentabilidad es clave para el futuro de cualquier industria. Y en el caso específico de los salmones, la consolidación de la industria “va a ser muy positiva para mejorar los resultados de las gestiones ambientales y sanitaria, pues esta nueva escala facilitará la inversión en nuevas tecnologías y el desarrollo de I+D, entre otras cosas”, indican en la firma.

#Tags


Seguir leyendo