Los pesos pesados de Wall Street alertan sobre el precio de las acciones

Los legendarios inversores Stan Druckenmiller y David Tepper han sido los últimos en aportar su opinión sobre un repunte histórico del mercado.




Los nombres más destacados del mundo de las finanzas están llegando a una conclusión que parecía improbable hace unas semanas: la renta variable está muy sobrevalorada.

Los legendarios inversores Stan Druckenmiller y David Tepper han sido los últimos en aportar su opinión sobre un repunte histórico del mercado, y dijeron que la relación riesgo-recompensa de la inversión en renta variable es la peor que han visto en años. Druckenmiller dijo el martes que una recuperación en forma de V -la idea de que la economía repuntará rápidamente a medida que la pandemia de coronavirus se alivia- es una “fantasía”.

Esa opinión está cada vez más extendida entre los gestores de capital de Wall Street. Y emerge en un momento en que los inversores comienzan a sospechar que el apoyo de la Reserva Federal, así como el estímulo de US$3 billones del Departamento del Tesoro, podría no ser suficiente para compensar un aumento del desempleo, una ola de bancarrotas y un final aún incierto a la pandemia. Gestores como Bill Miller, Paul Singer y Paul Tudor Jones han expresado dudas sobre los mercados o la economía.

Tal ánimo bajista contrasta significativamente con el optimismo que ha impulsado el índice S&P 500 un 26% desde su mínimo de marzo. Y las advertencias han llamado la atención del presidente Donald Trump, quien se enfrenta a nuevas elecciones este año y ha visto cómo su plan de campaña de una bonanza económica ha quedado destruido por el virus. Trump atacó a “los llamados ‘tipos ricos’” en un tuit el miércoles.

“Siempre debe recordar que algunos están apostando fuerte en contra y ganan mucho dinero si cae”, escribió Trump sobre el mercado de valores.

Es poco probable que sus críticas influyan en los profesionales de Wall Street. El índice S&P 500 ha perdido un 3,8% esta semana, y los inversores y economistas pronostican nuevas caídas en medio de una lucha prolongada para enderezar la economía.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, elegido por Trump para el trabajo, describió un escenario cargado de fatalidades con quiebras masivas y desempleo en un discurso pronunciado casi al mismo tiempo que la publicación del tuit del presidente. Powell dijo que es probable que los responsables de política tengan que hacer más para evitar daños a largo plazo a la economía.

Los comentarios de Tepper suponen un cambio desde finales de marzo, cuando dijo que estaba “picando” acciones enfocadas en tecnología u hospitales y atención médica. Tepper, que gestiona el fondo de inversión libre Appaloosa con activos por US$13.000 millones, dijo a CNBC el miércoles que las valoraciones son “locas” para algunas acciones del Nasdaq. También destacó los bancos y las aerolíneas como sectores de inversión difíciles en este momento.

Por su parte, Druckenmiller dijo el martes en el Club Económico de Nueva York que su análisis mostró que la liquidez que impulsó a los mercados al alza pronto se reducirá a medida que los préstamos del Tesoro desplacen a la economía privada e incluso abrumen las compras de la Fed. Este inversor, de 66 años de edad, dijo que nunca había visto un momento en que el riesgo de invertir en renta variable superara las posibles ganancias.

Cuando se le contactó por teléfono el miércoles, el multimillonario Leon Cooperman hizo referencia a un correo electrónico que escribió a finales de abril en el que cual anticipaba que las medidas del Gobierno para combatir la pandemia resultarán en mayores impuestos y más regulación. Estimó que el S&P 500 debería cotizar a la baja, entre 2.200 y 2.800, lo que sugiere que las acciones podrían caer hasta un 22%.

Comenta