Mercado recibe con alivio acuerdo entre China y EEUU, pero vuelca su atención a Irán

El congelamiento de la guerra de aranceles entre ambos países llevó a cerrar con ganancias en Wall Street , mientras la atención se fija en otros focos de tensión como Irán y Venezuela.


Como un respiro recibieron los mercados la decisión de congelar la guerra comercial entre Estados Unidos y China, en su primera jornada de operaciones después del anuncio del fin de semana.

Tras dos meses de tensiones el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, dio a conocer el domingo que ambas economías acordaron no imponer aranceles, disipando los temores de una guerra comercial.

En China la noticia llevó a que el promedio CSI300 de las acciones que cotizan en Shanghai y Shenzhen cerraran con una ganancia de 0,5%, mientras que en Europa sus principales acciones también vieron alzas, como fue el caso del FTSE 100 de la bolsa de Londres que tocó un récord, subiendo 1% al termino de la sesión.

La moneda norteamericana alcanzó máximos de cinco meses frente a una canasta de monedas, ritmo que estabilizó al cierre cayendo 0,12%. Por su parte en Wall Street, el Dow Jones subió 1,21%, en tanto que el selectivo S&P 500 avanzó 0,74%.

Por el lado de los commodities, el cobre llegó a máximos de una semana, rompiendo la barrera de los US$3,10 la libra tras ubicarse en US$3,1121 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, lo que representa un avance de 1,14% respecto de su último cierre.

Con todo, la volatilidad vista a través el VIX Index o “índice del miedo”, cayó 2,53% llegando a 13,08 puntos, panorama parecido para el V2X que mide la volatilidad en los futuros del EuroStoxx, el cual retrocedió 1,37% hasta los 13,77 puntos.

Otras tensiones a la vista

Para asegurar los avances del acuerdo entre el gigante asiático y Estados Unidos, Mnuchin anunció que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, viajará a China la próxima semana para ayudar a sellar la negociación, un gesto que podría ayudar al mercado a mantener la calma ante hechos concretos.

Pese a que las tensiones comerciales dieron un paso al costado con China, Estados Unidos sigue con otros frentes activos. Irán es uno de esos, sobre todo luego de que ayer el gobierno de Trump endureciera su postura y le exigiera un cambio. “El golpe de las sanciones solo será más doloroso si el régimen no cambia el rumbo del camino inaceptable e improductivo que ha elegido para sí mismo y para el pueblo de Irán”, advirtió el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

En respuesta el presidente de Irán, Hassan Rouhani, desestimó las palabras de Pompeo y arremetió preguntando “¿Quién es usted para decidir por Irán y el mundo? (…). El mundo de hoy no acepta que Estados Unidos decida por el mundo, ya que los países son independientes. Esa época ha terminado” agregó el líder iraní.

Esto último se suma a las sanciones a Venezuela tras las elecciones presidenciales, llevando al petróleo a cotizar en US$72,31 el barril subiendo 1,45% respecto al cierre del viernes en el caso del WTI, mientras que el Brent se mantuvo en US$79,35 el barril.

Durante la tarde de ayer Trump firmó una orden ejecutiva para limitar la capacidad del Gobierno venezolano de vender sus activos en suelo estadounidense, respondiendo a las elecciones fueron calificadas por el mandatario como “una farsa”.

Seguir leyendo