Mercado recorta por segunda vez consecutiva las expectativas de PIB 2019 y ya se ubican en 3,4%

SEBASTIAN BELTRÁN GAETE/AGENCIAUNO

La Encuesta del Banco Central proyectó, además, que el crecimiento promedio del gobierno de Sebastián Piñera será del orden de 3,6% por debajo del 3,8% que el gobierno anticipó en el Informe de Finanzas Públicas 2019. Para la tasa de interés, esperan una sola alza hacia la última parte del año.


Pareciera que un inminente acuerdo entre Estados Unidos y China, que pondría fin a la guerra comercial, no tendría un impacto demasiado positivo para las perspectivas de crecimiento de Chile. Esto, porque la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central recortó por segunda vez consecutiva la proyección de alza para el PIB de 2019 pasando de 3,6% en enero a 3,5% en febrero y 3,4% ahora en marzo.

Con este recorte toma más fuerza el sinceramiento que la semana pasada hizo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien afirmó que era difícil que se cumpliera la proyección de 3,8% que se fijó en la Ley de Presupuestos y que sería un logro crecer al 3,5%.

La trayectoria de las expectativas para el crecimiento de este año partió en 3% en marzo de 2017. De allí en más comenzó a subir paulatinamente: en septiembre de ese año se situaron en 3,2% y en enero de 2018 ya estaban en 3,5%. Su mayor nivel lo alcanzó en junio del año pasado, cuando el mercado elevó su previsión hasta 3,8%, nivel que se mantuvo hasta septiembre. Los recortes comenzaron en octubre del año pasado cuando se pasó a 3,7%. En noviembre se recortó a 3,5%, en diciembre a 3,6%. Y luego los ajustes de febrero y marzo.

La medición redujo también la proyección de alza del PIB 2020 de 3,5% a 3,4% y entregó por primera vez su pronóstico para 2021: 3,5%. De concretarse, el crecimiento promedio de la actual administración sería de 3,6%, situándose por debajo del 3,8% que el gobierno proyectó en el Informe de Finanzas Públicas 2019.

Para el corto plazo, el mercado espera un Imacec de marzo de 2,5% y un PIB para el primer trimestre de 2,6%.

Los economistas coinciden en que detrás de este ajuste está el complejo panorama internacional, ya que más allá de que se pueda solucionar la guerra comercial, el impacto sería acotado. Por ende, dentro del balance, las perspectivas para Europa, China y Estados Unidos de desaceleración estarían pesando más en la balanza.

A nivel interno, el retraso en la tramitación de la reforma tributaria sería el principal factor que está afectando la marcha de la actividad económica. En este punto, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, dijo que “si seguimos discutiendo la política pública, específicamente la reforma tributaria en la forma y tiempos en que lo estamos haciendo, le estamos dando un palo muy grande en la cabeza a las expectativas”.

Antonio Moncado, economista de BCI, acotó que “de no tener alguna aprobación en el corto plazo podríamos ver impactada la inversión dentro de este año y también el próximo”.

Tasa de interés e inflación

En cuanto a la política monetaria, el mercado volvió a retrasar el próximo incremento de la tasa de interés por parte del Banco Central para la última parte del año, más concretamente entre septiembre y diciembre, ya que se espera que la tasa se ubique en 3,25% en diciembre. Para la inflación, en tanto, el mercado mantuvo su visión de que finalizará el año en 2,7%, mientras se espera que llegue a 3% en 2020.

Seguir leyendo