Ministro de Economía argentino asegura que nuevo gobierno trabaja sin pausa para resolver crisis de deuda

Imagen-martinguzman

Martín Guzmán

El gobierno de Alberto Fernández, que asumió el 10 de diciembre, tiene planeado entablar conversaciones con los acreedores para reestructurar alrededor de US$100.000 millones en deudas.




El nuevo gobierno de Argentina está trabajando sin pausa para resolver su crisis de deuda soberana, dijo este viernes el ministro de Economía, Martín Guzmán, un mes después de que el presidente peronista de centroizquierda, Alberto Fernández, asumiera el cargo.

"Estamos trabajando sin pausa para resolver la crisis de deuda pública externa, consecuencia del fracaso de un modelo irresponsable que no funcionó en ningún país del mundo y que nos dejó rehenes de los mercados financieros internacionales", dijo Guzmán en su cuenta de Twitter.

El gobierno de Fernández, que asumió el 10 de diciembre, tiene planeado entablar conversaciones con los acreedores para reestructurar alrededor de US$100.000 millones en deudas para evitar una cesación de pagos después de que la administración del expresidente Mauricio Macri se vio afectada por la crisis económica.

Guzmán, un joven economista y discípulo de Joseph Stiglitz, ha sido convocado para dirigir las conversaciones de reestructuración con tenedores de bonos privados y otros acreedores, incluido el Fondo Monetario Internacional (FMI), que acordó un paquete de financiamiento de US$57.000 millones con Argentina en 2018.

Más temprano el viernes, Fernández dijo a los periodistas que "está todo bien, todo encaminado" con el FMI.

Las negociaciones de deuda de Argentina enfrentarán su primera gran prueba este mes, con un pago de US$277 millones de un bono provincial de Buenos Aires, visto como un indicador de cómo la nación sudamericana endeudada manejará a sus acreedores.

Comenta