El petróleo perfora los US$ 45 y la OPEP dice que está dispuesta a lo que sea necesario para levantar el precio

petroleo

El barril se ubica en su cota más baja desde julio del año pasado tanto en Nueva York como Londres.




Los precios internacionales del petróleo siguen en picada en medio del temor que genera en el mercado los actuales niveles de sobreoferta y las perspectivas de una menor demanda ante el enfriamiento de las grandes economías.

En Nueva York, el crudo WTI sufre una caída de 1,62% y se estaciona en los US$ 44,85, su nivel más bajo desde julio del año pasado.

En Londres, el referencial europeo Brent anota una caída de 0,72% hasta los US$ 53,49, también su cota más baja desde esa fecha.

La abrupta caída que ha mostrado el crudo tiene muy preocupada a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que hasta ahora no ha logrado consensuar los niveles de producción para empujar los precios.

Sin embargo, según consigna Bloomberg, el cartel ni siquiera ha comenzado a implementar su nuevo acuerdo de seis meses para reducir la producción y los miembros responsables de la mayoría de las reducciones ya se han comprometido a ampliarlo, o incluso a profundizarlo.

Funcionarios de Iraq, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos concuerdan con la expectativa de Arabia Saudita de que el grupo, junto con Rusia y otros productores de petróleo, amplíe el acuerdo por otros seis meses.

El ministro de energía de los Emiratos Árabes Unidos enfatizó que el recorte de 1,2 millones de barriles por día eliminaría la acumulación de inventario en la primera mitad del año, a la vez que sugirió que podrían discutirse restricciones adicionales.

"Los recortes planificados se han estudiado cuidadosamente, pero si no funcionan, tenemos la opción de celebrar una reunión extraordinaria de la OPEP, como lo hemos hecho en el pasado", aseguró Suhail Al Mazrouei, también presidente de la OPEP, en Kuwait.

"Si estamos obligados a extenderlo por otros seis meses, lo haremos; si se requiere más, lo discutiremos y encontraremos el equilibrio correcto", agregó.

En Chile las bencinas han caído durante nueve semanas consecutivas y algunos expertos creen que este periodo podría extenderse hasta el mes de febrero. Las apuestas, además, apuntan a que este retroceso tendrá efectos en el IPC y algunos expertos incluso creen que en diciembre podría haber un IPC negativo.

Cabe recordar que Chile importa más del 90% del petróleo que necesita.

Comenta