Philips, Mastercard y United, las últimas empresas en alertar del impacto del coronavirus sobre resultados

MALAYSIA-CHINA-HEALTH-VIRUS

In this picture taken on February 14, 2020, a Malaysia Airlines hostess (R) wearing a protective face mask checks the temperature of a passanger before he boards a flight to Beijing at the Kuala Lumpur International Airport in Kuala Lumpur. - The World...

La aerolínea cancela todas sus previsiones, la emisora de tarjetas las recorta.




Para las grandes empresas, el impacto de la nueva epidemia de coronavirus ya se deja notar.  Philips, Mastercard y United Airlines han sido las últimas en advertir que las ventas y los beneficios son están siendo erosionados por un brote que se ha extendido significativamente más allá de su origen en la provincia china de Hubei.

La firma holandesa, especializada en material sanitario, ha alertado que la epidemia tendrá impacto en las cuentas del primer trimestre, si bien no ha cifrado este impacto. La empresa tiene 8.000 empleados en China. "El impacto en la vida pública y en la industria está afectando la demanda de productos de consumo y afectando la cadena de suministro", indicó.

Mastercard, así, ha recortado su previsión de beneficios a causa de la enfermedad, que está reduciendo los viajes y por lo tanto el gasto con tarjetas. United, con sede en Chicago, ha anulado su pronóstico de ganancias para el 2020, subrayando la naturaleza impredecible de la emergencia sanitaria.

Con la propagación del brote, que plantea interrogantes sobre si se convertirá en una pandemia global, las empresas están expuestas a los viajes son objetivos claros. Singapore Airlines volvió ayer a recortar capacidad, sumándose a una larga lista de aerolíneas que han dejado en tierra un número creciente de aparatos, como Cathay Pacific.

Cada vez más, sin embargo, el coronavirus se ha convertido en una preocupación para cualquier industria alimentada por una cadena de suministro global. En China, el mayor mercado de consumo y la fábrica de mundo, los polígonos industriales operan a medio gas en el mejor de los casos. Lo han notado firmas como Procter & Gamble, Adidas o el fabricante australiano de vitaminas Blackmores.

Procter & Gamble dijo a finales de la semana pasada que tanto las ventas como las ganancias se verán afectadas tanto en China como en el resto del mundo.  HP apuntó el 24 de febrero un "impacto significativo" sobre el flujo de caja debido a retrasos en producción y fabricación. Ni las empresas estatales son inmunes. Temasek, de Singapur, donde se han confirmado 90 casos, dijo el martes que está implementando una congelación de salarios en toda la empresa y pidiendo al personal directivo superior que tome reducciones de sueldo voluntarias durante un año.

Comenta