Piñera convoca a comité político y a Chile Vamos el domingo por reforma a pensiones

Autor: Paula Catena

La Moneda ya definió una estrategia para enfrentar política y comunicacionalmente el envío de la segunda reforma fundamental del programa de gobierno.


“La reforma de pensiones es el desafío próximo que tiene el gobierno”, aseguró la ministra de la Segegob, Cecilia Pérez, el jueves en la tarde, tras el cuarto consejo de gabinete que encabezó el Presidente Sebastián Piñera.

Un anuncio que comenzará a concretarse mañana domingo, con una estratregia política y comunicacional de La Moneda que estará enfocada en instalar en la ciudadanía los principales cambios que plantea la iniciativa, que corresponde a la segunda de las reformas emblemáticas del Ejecutivo que presentarán al Congreso.

De hecho, el Mandatario convocó para mañana, a las 18.00, a los ministros del comité político, para sostener una reunión para afinar los detalles y analizar los temas políticos de la semana. Una hora después llegarán los presidentes y jefes de bancadas de los partidos de Chile Vamos, quienes fueron invitados para conocer los detalles de la modernización en el sistema previsional.

La iniciativa -que tiene dentro de sus ejes principales un aumento del pilar solidario, elevar la cotización obligatoria, introducir mayor competencia en el sistema y un énfasis especial para las mujeres y la clase media, entre otras materias-, será dada a conocer por el propio Mandatario a través de una cadena nacional que, según indicaron hasta el cierre de esta edición, está contemplado que se concrete mañana.

Eso sí, en Presidencia indicaron que aún no ha grabado el mensaje porque ha estado afinando los últimos detalles de la propuesta y su discurso.

La Moneda, además, ya tiene definido cuáles serán a los voceros de la reforma: el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, que es el sectorial a cargo del proyecto; su par de Hacienda, Felipe Larraín, quien hará las bajadas de los costos de la iniciativa; y el titular de la Segpres, Gonzalo Blumel.

De igual manera, está contemplado, según han dicho en Palacio, que la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, refuerce comunicacionalmente la reforma.

Por esta razón, el encuentro de mañana con los partidos es fundamental para el Ejecutivo. Esto, debido a que el objetivo es entregarles lineamientos de los puntos centrales del proyecto para que los den a conocer a la ciudadanía, los difundan por redes sociales y, de ser necesario, los defiendan ante las eventuales críticas de la oposición.

En cuanto a la tramitación del proyecto en el Congreso, en el gobierno asumen que será complejo. Advierten que probablemente enfrenten el rechazo de la oposición y saben que están en desventaja al ser minoría en el Congreso.

Por la misma razón, fuentes del Ejecutivo sostienen que buscarán principalmente acercamientos con la Democracia Cristiana y el PPD. Eso sí, a diferencia de la reforma tributaria, advierten que también pueden haber posibilidades de acuerdo con el Partido Socialista.

Además, en La Moneda algunos creen que -en caso que el diálogo no funcione- es viable replicar la estrategia que usaron para el proyecto de aula segura, donde utilizaron “toda la artillería” comunicacional para enfrentar a la oposición y “poner a la ciudadanía en su contra”.

Y que, por esta razón, ven poco probable que se opongan a rechazar la idea de legislar. “¿Quién podría estar en contra de mejorar las pensiones a las mujeres y la clase media?”, argumentan en Palacio.

Seguir leyendo