Plan de estímulo de Biden se alista para nueva pelea en Senado

FILE - In this Jan. 8, 2021, file photo President-elect Joe Biden speaks during an event at The Queen theater in Wilmington, Del. When Biden takes office later this month, his biggest challenge may be navigating a deeply divided country past the turmoil of the Trump era. (AP Photo/Susan Walsh, File)

Las expectativas de los bancos de Wall Street para la próxima ronda de estímulos están muy por debajo del marco de varios billones de Biden. JPMorgan Chase & Co. está en el extremo superior, con US$900.000 millones, mientras que las de Goldman Sachs Group Inc. se sitúan en US$750.000 millones.




El plan del presidente electo, Joe Biden, de aprobar un paquete de estímulo económico multimillonario al comienzo de su Gobierno enfrenta desafíos en un Senado muy dividido y que se dirige a un posible juicio político contra Donald Trump, lo que podría aumentar los retrasos.

Biden tiene programado presentar el jueves sus propuestas, cuyo monto aún no se ha revelado. El paquete contará con una serie de apoyos para las autoridades estatales y locales, lo que los republicanos han bloqueado por largo tiempo; un aumento en los pagos directos a US$2.000 y mayores beneficios de desempleo; junto con fondos para la distribución de vacunas, reapertura de escuelas, créditos fiscales, ayuda para los alquileres y apoyo para pequeñas empresas.

Parte del proyecto de ley de ayuda de US$900.000 millones del mes pasado comienza a agotarse a mediados de marzo, y puede no ser suficiente para evitar una contracción económica este trimestre, a medida que el coronavirus continúa aumentando y causando un número récord de muertes. Si no se logra la aprobación del Congreso para ese entonces, podrían caer las acciones, que alcanzaron un récord la semana pasada en medio de las expectativas de que la mayoría del Senado de los demócratas desataría un nuevo estímulo importante. Los inversionistas se volvieron más cautelosos el lunes, lo que causó el retroceso del índice S&P 500.

Las apuestas subrayan el riesgo de proceder con la destitución del presidente saliente, Donald Trump. El Senado no regresará hasta el 19 de enero y, por ley, un juicio por destitución adquiere prioridad absoluta en la agenda legislativa. Los demócratas de la Cámara de Representantes están considerando aprobar un artículo de juicio político esta semana y retrasar indefinidamente su envío al Senado para permitir que el proyecto de ley de estímulo se aborde antes de la acusación constitucional en el calendario legislativo.

Se espera que muchos elementos del plan de Biden se extraigan de la Ley “Heroes”, de US$3,4 billones, aprobada en mayo por los demócratas y bloqueada por el Senado controlado por el Partido Republicano.

Los asesores económicos y políticos de Biden pasaron los últimos días trabajando en la definición del tamaño y los componentes del paquete de ayuda. Los asistentes aún están sopesando el deseo de gastar dinero para ayudar a la mayor cantidad posible de estadounidenses, en contra de la factibilidad política de aprobar otro proyecto de ley en el Congreso, incluso uno controlado por los demócratas.

Es poco probable que los republicanos aprueben otro paquete importante después de los últimos dos proyectos de ley de alivio de US$2 billones y US$900.000 millones.

Biden y Chuck Schumer, que será un líder en el Senado con una mayoría mínima en una cámara dividida 50-50, deberán mantener unidos a los demócratas. Parte del plan de Biden, que incluye cheques de estímulo, ayuda por desempleo y asistencia para el alquiler, se puede aprobar con solo 50 votos utilizando un procedimiento especial para la legislación presupuestaria. Pero otras medidas, como el apoyo para los Gobiernos estatales y locales, pueden no calificar para la llamada reconciliación, y luego requerirían 60 votos, por lo que se necesitaría el apoyo de al menos 10 republicanos para su aprobación.

Recuperación desigual

El equipo de Biden considera que impulsar el producto interno bruto es solo una métrica de éxito, según un aliado del presidente electo. La naturaleza desigual de la recuperación económica ha significado que partes del mercado laboral se han visto mucho más afectadas que otras. El informe de empleo del viernes mostró una disminución de 140.000 en las nóminas en diciembre, el peor informe mensual desde abril, siendo los empleos en restaurantes los más afectados.

Las expectativas de los bancos de Wall Street para la próxima ronda de estímulos están muy por debajo del marco de varios billones de Biden. JPMorgan Chase & Co. está en el extremo superior, con US$900.000 millones, mientras que las de Goldman Sachs Group Inc. se sitúan en US$750.000 millones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.