Un premio a la labor social de los centros comerciales

Imagen MALL COSTANERA CENTER COMERCIO NAVIDEÑO3422

MALL COSTANERA CENTER COMPRAS NAVIDEÑAS. FOTO: RICHARD ULLOA / LA TERCERA.

A diferente escala, con distintas intensidades, los 150 recintos (de los 15 asociados a la Cámara) que se emplazan en el país desarrollan relaciones con sus comunidades, porque de su inserción depende el éxito del negocio pero también porque entienden que significan mucho más que un lugar que ofrece bienes y servicios.




Una sala de 300 metros dentro de un centro comercial que se utiliza para actividades comunitarias, un sistema que recicla residuos orgánicos de los patios de comida y los convierte en fertilizante, un mural pintado por un artista internacional que rodea un centro comercial y que originó un espacio cultural cuidado espontáneamente por los vecinos. Estos son programas de sostenibilidad que desarrollan tres empresas recientemente distinguidos con el Premio de Innovación Sustentable de la Cámara de Centros Comerciales. Pero hay mucho más.

En tiempos difíciles, como los que atraviesa actualmente Chile, vale la pena detenerse un momento en la labor social que realizan los centros comerciales. A diferente escala, con distintas intensidades, los 150 recintos (de los 15 asociados a la Cámara) que se emplazan en el país desarrollan relaciones con sus comunidades, porque de su inserción depende el éxito del negocio pero también porque entienden que significan mucho más que un lugar que ofrece bienes y servicios.

Los centros comerciales son los lugares más concurridos del país, con más de 757 millones de visitas, pero también se han convertido en uno de los tres lugares donde más tiempo pasan los chilenos y chilenas. Esto quiere decir que después de la casa y del trabajo, las personas pasan su tiempo en su centro comercial preferido. Esto se intensifica en sectores populares, donde escasean las áreas verdes y espacios públicos, y fuera de la región metropolitana, donde los establecimientos comerciales facilitan el acceso a servicios y democratizan el consumo. Más allá de la capital, los recintos adquieren una relación aun más estrecha con sus comunidades, pues la oferta de servicios, de entretención y cultural es menor.

De esta forma, en Ovalle, la empresa ganadora de nuestro premio trabajó en conjunto con la Municipalidad, para que los vecinos tuvieran una sala de encuentro dentro del centro comercial. Más de 16 mil personas han sido beneficiadas con talleres, ferias, espacios de co -work y muchas otras actividades.

El sistema de eliminación de residuos orgánicos, evita que 5,3 toneladas de basura se envíen a los rellenos sanitarios, además de disminuir la huella de carbono, en otra empresa asociada que ha hecho una apuesta seria por la sustentabilidad.

Y en San Joaquín, el arte mural y el proceso con el que se concretó el muro que bordea al centro comercial, permitió estrechar lazos con una comunidad que ha transformado el espacio en un punto de encuentro.

Parte de la labor de nuestro gremio consiste en destacar la labor social de los centros comerciales y la primera versión de este premio, que tuvo bases, un jurado experto compuesto por Margarita Ducci, directora de pacto Global, María Paz Epelman, directora editorial de Noticias Turner Chile y ex directora de Acción, y Daniel Fajardo, periodista especializado en sustentabilidad de La Tercera, y que se basó en la relación de los programas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, ONU), permitió conocer más de cerca la gran cantidad de proyectos que se materializan: sistemas de adopción de mascotas, clases a alumnos de escuelas vulnerables en el edificio más alto de Latinoamérica, diversos sistemas de eficiencia energética que abastecen de electricidad internamente a los recintos, festivales de teatro, reciclaje de juguetes que ayuda a niños quemados y distintos formatos de ferias, tan atingentes hoy en día que los emprendedores necesitan más que nunca apoyo. La lista es larga, pero son todas buenas iniciativas que ratifican el impacto local que tienen los centros comerciales y su constante, aunque a veces silente, labor social.

Comenta