Proceso de nueva Constitución en Chile ha elevado la incertidumbre política y económica, según Fitch

24 de Febrero de 2022/SANTIAGO Continua Las deliberaciones en la sesión N°42 de Comisión de Derechos Fundamentales de la Convención Constitucional. FOTO:LUKAS SOLIS/AGENCIAUNO

Contrario a los dichos de la agencia calificadora, los ministros de Hacienda y Economía, Mario Marcel y Nicolás Grau, se han referido en los últimos días sobre los aspectos económicos incluidos en la nueva Constitución, asegurando que no ven riesgos y que la incertidumbre es algo esperable durante el proceso.




El proceso para redactar una nueva Constitución en el país ha aumentado la incertidumbre económica y política, desalentando a los planes de expansión de las empresas, dijo este martes la agencia de calificación de riesgo Fitch.

La firma agregó que, de aprobarse una nueva Carta Magna en Chile, la implementación deberá ser respaldada por nuevas leyes, lo cual tomará tiempo y extenderá el periodo de incertidumbre para el país.

“Las reformas han aumentado los riesgos a largo plazo, ya que podrían aumentar los obstáculos para el desarrollo de proyectos en el país -incluida la obtención de aprobaciones de estos-, debilitar los derechos de propiedad y reducir la disponibilidad de financiación local por los cambios en el sistema de pensiones”, dijo la agencia.

De acuerdo a Fitch, las empresas chilenas han estado moderando sus estrategias de crecimiento para reflejar estas incertidumbres, lo que se hará más evidente en el largo plazo. “Esto afectará al crecimiento económico y al empleo, presionando a muchas empresas. Muchas compañías buscarán más oportunidades de crecimiento en el exterior”, dijo la agencia clasificadora.

En su texto, la firma aseguró además que los cambios en la nueva Carta Magna afectarán de mayor manera al sector minero y al forestal, “disuadiéndolas de realizar inversiones grandes a largo plazo”.

“Las posibles preocupaciones incluyen un papel cada vez más importante de los grupos indígenas en la aprobación de proyectos nuevos, cambios en los derechos de propiedad, con términos poco claros de compensación si se expropia un activo, y cambios en el estatus del agua, que eliminan la capacidad de comercializar los derechos de agua, e introducen la necesidad de obtener autorizaciones temporales de una nueva agencia gubernamental para el uso de dicho recurso”, señaló Fitch al respecto.

Por otra parte, la agencia también se refirió sobre los cambios con respecto a la regulación del agua, asegurando que estos afectarían a las industrias agrícola, acuícola, minera y eléctrica. Pese a ello, Fitch afirmó que el uso prioritario del agua para el consumo humano garantizará el suministro y la continuidad del negocio de las empresas sanitarias.

Finalmente, respecto al sistema de pensiones en la Constitución, Fitch aseguró que “los cambios podrían afectar la capacidad de las empresas nacionales para obtener financiamiento en el mercado local”.

Marcel y Grau sobre el proceso constituyente

Sin embargo, los ministros Mario Marcel y Nicolás Grau, de Hacienda y Economía respectivamente, tienen una visión distinta a la de la agencia calificadora.

Los secretarios de Estado aseguraron sobre la nueva Constitución que en lo relacionado a la economía no ven riesgos y que es esperable que se generen incertidumbres respecto al proceso en sí.

En particular, el titular de Hacienda señaló el domingo en el programa Estado Nacional de TVN que es natural que este proceso genere incertidumbre, pero hizo hincapié en que hay que mirar lo que ya está incluido en el borrador.

En la instancia, Marcel aseguró que “los países no cambian de Constitución todos los días, es natural que generen incertidumbre. Una cosa son las propuestas y otra cosa es lo que se aprueba. Lo que hay que hacer es mirar lo que está quedando en el texto definitivo. Lo que podría haber generado incertidumbre era el tema de derecho de propiedad. Lo que ya está aprobado tiene reconocido el derecho de propiedad como un derecho fundamental. Tiene establecido que no se puede expropiar si no es en virtud de una ley”.

A ello, agregó que “lo que he visto hasta el momento, en lo que se refiere a economía, no veo riesgos. Veo reformas que son importantes para este país. Creo que hay muchas cosas interesantes que van a ayudar a formar la opinión de cada uno. Mi opinión hasta aquí es bastante favorable”.

En tanto, Grau comentó este martes en Radio Pauta que “el texto en términos económicos es bastante razonable y no hay una razón fundamental para pensar que decisiones económicas relevantes tendrían que verse alteradas por esta discusión, más allá de la incertidumbre que se genera en el proceso de discusión”.

Además, el ministro de Economía aseguró que en reuniones con inversionistas, tanto nacionales como internacionales, no se ha topado con miradas negativas respecto al proceso de elaboración de la nueva Carta Magna. A ello agregó que la nueva Constitución sería “razonable” con la experiencia internacional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.