Proveedores crecen en el canal tradicional ante dificultades de los supermercados para operar

En medio de las movilizaciones tras el estallido social, las compañías de consumo se potenciaron en el canal tradicional -almacenes y locales de barrio- para así mitigar los efectos producto del cierre de puntos de venta del canal supermercados. Ello, permitió a este sector elevar sus ingresos en 2019.


Los cambios en los patrones de compra y abastecimiento en productos de consumo, tras el estallido social que se detonó el 18 de octubre pasado, se vieron reflejados en los resultados de las compañías del rubro durante el año pasado.

A nivel anual, Coca-Cola Embonor reportó un alza de 16% en los ingresos provenientes del canal tradicional de ventas, que incluye, entre otros, almacenes y locales de barrio. Esta cifra supera el aumento de 10% que registraron los ingresos relacionados al canal supermercados en el mismo período.

Así, el peso de los ingresos generados por el canal tradicional en las ventas totales de Coca-Cola Embonor, pasaron de representar el 44% de la torta en 2018 al 47% en 2019. El canal supermercados, en tanto, mantuvo una participación del 14% en los ingresos de la compañía.

La mayor dificultad para operar que tuvieron los supermercados, varios de los cuales enfrentaron hechos de violencia y saqueos, fue uno de los factores que más impactó.

Una situación similar dio cuenta esta semana Embotelladora Andina. En el marco de la entrega de sus resultados correspondientes a 2019, la compañía destacó la relevancia que está tomando el canal tradicional de ventas en el país. De hecho, atribuyó el alza que experimentó el volumen de ventas en el último trimestre del año pasado, de 1,8% -considerando solo Chile-, al aumento de todas las categorías producto de la implementación de una nueva arquitectura de precios con foco en el canal tradicional. En vista del crecimiento del canal tradicional en Chile, debido al cierre de supermercado producto de las manifestaciones, la firma ajustó estrategias para responder a la creciente demanda de este canal.

CCU, ligada al grupo Luksic, reportó un alza de 5,3% en sus volúmenes consolidados en 2019 y un aumento de 2,2% en sus ventas totales. Esto, “a pesar del desafiante ambiente económico y social en todas las geografía en las que operamos”, dijo en un comunicado.

De hecho, en su operación Chile, los ingresos por ventas se expandieron 6,7%, al tiempo que los volúmenes crecieron 5,8%.

Un informe de Inversiones Security, destacó precisamente el crecimiento en volúmenes del segmento Chile, aludiendo que bajo el contexto del comienzo de las movilizaciones, pudieron potenciar el canal tradicional, compensando el cierre de puntos de venta del canal supermercados.

Lo mismo resaltaron en relación a los resultados de Embotelladora Andina, que en medio de la manifestaciones, “la compañía pudo potenciar de manera exitosa su canal tradicional” y mitigar los efectos productos el cierre de venta de puntos de venta del canal supermercados. Gracias a ello, la compañía pudo elevar los volúmenes de la operación en Chile.


Comenta