Proyecciones de Imacec para diciembre asegurarían piso para un PIB de 4% en 2018

La actividad creció sorpresivamente 3,1% en noviembre, con ello se alimentaron las expectativas de que el país logrará finalmente llegar a la barrera del 4% anual. Para lograrlo, diciembre debe tener un piso de 2,4%.


La economía se encamina a crecer 4% en 2018. Si antes de conocer el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de noviembre, el mercado ponía en duda que el Producto Interno Bruto (PIB) llegara a 4%, hoy luego de la sorpresa positiva del crecimiento de 3,1% que anotó el penúltimo mes de 2018, es casi seguro que se logrará esa meta.

¿Por qué? porque para lograrlo, el Imacec de diciembre puede ser hasta de 2,4%. Y en ese contexto, las expectativas de los economistas fluctúan entre 2,5% y 3,5%.

Este mayor impulso que tendrá la economía en la última parte del año pasado permitirá también un mejor arranque de 2019. De hecho hoy las expectativas se mantienen en 3,5%.

“Hacia diciembre, preliminarmente estimamos un avance en torno a 3,5% con lo que ponemos un sesgo al alza a nuestra proyección de 2018 de 3,9%”, señala Nathan Pincheira, economista de Fynsa.

La economista jefe de Econsult, Valentina Rosselli, precisa que “la cifra es positiva al exhibir un crecimiento por sobre lo esperado por el mercado, y mantiene el 4,0% de cierre para el año 2018 aún sobre la mesa”.

Desde Banchile añaden que “en definitiva, gracias a la importante recuperación de la minería con respecto al mes precedente y a la expansión de los servicios, la economía durante noviembre logró sortear la caída puntual en las ventas minoristas y la reversión en la producción manufacturera. De esta forma, mantenemos la visión de una expansión de 4,0% para 2018 y eliminamos el sesgo a la baja que habíamos incorporado recientemente”.

En Scotiabank indicaron que el mayor crecimiento al esperado se debe principalmente al mayor impulso del gasto público. “Sospechamos de aquellos más ligados a gasto público que luego de contracciones interanuales entre julio y septiembre, experimentó una expansión promedio de 4,1% entre octubre y noviembre. Aquello habría permitido sostener la velocidad de crecimiento desestacionalizada del sector no minero en 0,2% sólo marginalmente bajo el promedio histórico para el mes”.

Seguir leyendo