Gastos reservados: gobierno ingresa proyecto de ley que elimina los pisos mínimos a FF.AA.

La iniciativa será presentada hoy en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados. En el detalle se establece la obligación de los ministerios y entidades de identificar las unidades operativas de los ministerios y entidades que requerirán para su operación el uso de los gastos que en él se señalan.


Era un compromiso que Hacienda hizo para destrabar la ley de Presupuestos 2019, y se cumplió. El gobierno ingresó un proyecto de ley que regulará los gastos reservados y hoy se comienza a discutir en la Comisión de Hacienda de la Cámara.

Entre los puntos centrales de la iniciativa está la rendición de cuentas por montos reservados de las respectivas unidades operativas en calidad de secreto a la Contraloría General de la República y subsecretarías, lo que de acuerdo al proyecto “es inédito en el servicio público”. Y por otro lado se pone fin a los “pisos mínimos”, que las leyes orgánicas respectivas establecen en materia de gastos reservados para las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile.

En el detalle, se establece la obligación de los ministerios y entidades de identificar, mediante resolución fundada de carácter reservada, las unidades operativas de los ministerios y entidades que requerirán para su operación el uso de los gastos que en él se señalan.

De esta manera, los gastos reservados del Ministerio del Interior , Carabineros, PDI y a la Agencia Nacional de Inteligencia, se informarán al Subsecretario del Interior. Mientras que para el caso de Relaciones Exteriores, los de la Dirección de Fronteras y Límites del Estado, se le informará al Subsecretario de Relaciones Exteriores.

En consecuencia, por primera vez los jefes de dichas unidades deberán informar, con carácter secreto y semestralmente, a la autoridad que se indicó anteriormente, de la utilización de los recursos que se estimen convenientes.

Bajo esta normativa recaerán además de Interior, los ministerios de Presidencia; de Relaciones Exteriores; de Defensa Nacional, además de las Fuerzas Armadas.

Junto a ello, los jefes de las unidades operativas que ejecuten los gastos reservados deben rendir cuentas al Contralor General de la República. Este proceso se hará de forma anual, secreta y genérica.

Además, debe tener una separación por rubros que permita ilustrar sobre el contenido fundamental de los gastos, acompañado de una declaración jurada de uso legal de los recursos en cuestión.

El tercer punto clave, es la eliminación del concepto de “pisos mínimos”, que hasta ahora beneficia a las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile.

El objetivo de este cambio apunta a que la autorización de los gastos reservados de estas instituciones quede bajo tutela de la discusión de presupuesto anual, es decir del Congreso y Presidente de la República.

La visión de los diputados

Hoy el proyecto se discutirá en la Comisión de Hacienda de la Cámara y sus integrantes adelantan la discusión. “Lo que pretende el proyecto es que va a quedar en función de la Ley de Presupuestos de cada año, conforme a la regla fiscal. Así los gastos pueden ir sufriendo variaciones”, explicó el diputado (RN), Leopoldo Pérez

En cuanto a la importancia de la ley, el diputado, Patricio Melero (UDI) dijo que “lo más relevante es que los gastos reservados no van a tener de ahora en adelante un piso mínimo y eso deja centrado en la iniciativa del Ejecutivo y la disposición del parlamento para fijar esos montos de acuerdo a las circunstancias y necesidades que puedan haber en el momento y eso es positivo”.

Por el lado de la oposición, el presidente de la Comisión de Hacienda, Pablo Lorenzini, (DC), afirmó que “nos interesa que la Ley de Presupuesto fije montos razonables en base a información real de lo que se gastó. No puede ser que haya información genérica, este es un proyecto que va más allá de un solo gobierno”. Bajo esta línea, el diputado, Manuel Monsalve (PS) sostuvo que “somos partidarios de que hay que dar cuenta de estos gastos reservados. No puede ser que no se le dé cuenta a nadie. Si es rendición tiene que ser secreta, que lo sea. Pero esto no puede seguir así”.

Seguir leyendo