Riesgo país de argentina sube tras dichos del FMI

fmi

En el mercado hubo reacciones mixtas. El Merval subió 1,49%, mientras que el riesgo país aumentó 3%.


"Nos acusaban de populistas e irresponsables y hoy el FMI nos dio la razón", señaló ayer Alberto Fernández, presidente de Argentina, un día después de que la misión del organismo internacional que visitaba el país, asegurara que la deuda pública era insostenible, dando su visto bueno para que se negocie una quita con los acreedores internacionales.

"Celebro que el FMI reconozca la posición argentina respecto de los procesos de endeudamiento", recalcó el mandatario en su cuenta de Twitter, agregando que "si todas las partes demuestran voluntad de acordar", el país podrá "volver a crecer" y honrar sus "compromisos".

No fue la única autoridad transandina que se pronunció al respecto. El jefe del gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, planteó que "la deuda es insostenible y el camino para sacarnos de encima esa carga es el crecimiento. Lo dijimos y ahora el FMI lo reconoce". En ese marco, agregó que el compromiso de la Casa Rosada "es crecer para pagar, con una política económica decidida en Argentina que cuide a los que más padecieron".

Aunque los festejos se reflejaron en un alza de 1,49% en el Merval, que estuvo a contracorriente de la generalidad de las bolsas latinoamericanas, en el mercado asomaron algunas dudas respecto al futuro de las negociaciones, con un aumento de 3% en el riesgo.

Sin embargo, la voz de alerta más relevante provino desde el Banco Central de Argentina (BCRA), cuyo presidente, Miguel Pesce, sostuvo que una cesación "es posible". La autoridad monetaria indicó que la administración de Fernández "no va aceptar ningún tipo de propuesta que no sea sustentable en el corto y en el largo plazo".

En ese marco, destacó que un resultado positivo de las negociación "no depende del gobierno, sino de la voluntad de terceros y alguna probabilidad de que haya rechazo de la oferta existe. Esperemos que no suceda". Pese a esto, Pesce matizó sus declaraciones, indicando que el default es un escenario que tiene "pocas probabilidades" de concreta.

En el diálogo que se avecina, es posible que el FMI siga cumpliendo un rol importante. Stuart Culverhouse, quien dirige la investigación de ingresos soberanos y fijos en Tellimer, sostuvo que los tenedores de bonos argentinos pueden preferir la participación del Fondo Monetario Internacional "como un árbitro independiente y también para imponer disciplina política, incluso si esto va en detrimento de los valores de recupero".

En ese contexto, será de vital importancia la participación del ministro de Hacienda, Martín Guzmán, en el encuentro del G20 de este fin de semana en Riad, Arabia Saudita, donde se reencontrará con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva.

Comenta