Salud, comercio pequeño y supermercados son los sectores mejor evaluados en la crisis

Foto: Juan Farías

Según una encuesta realizada por Icare y Cadem, estos rubros son percibidos por la población como los que más se han adelantado en dar respuestas y tomar medidas para contribuir durante la emergencia sanitaria.




El mundo de la salud, del comercio pequeño y los supermercados, lideran el listado de los sectores que, a juicio de la población, más han contribuido durante la actual crisis sanitaria por medio de adelantarse en dar respuestas y tomando medidas, según una reciente encuesta elaborada por Icare y Cadem.

El estudio realizado entre el 22 y 25 de mayo, y que consideró a hombres y mujeres mayores de 18 años de todo el país y de todos los niveles socioeconómicos, también muestra que, en medio de la pandemia, el 51% de los encuestados dice estar comprando tanto en el comercio tradicional, como en el encabezado por emprendedores y en locales de menor tamaño.

Por otro lado, el 57% señala que ha escuchado de iniciativas de apoyo que considera positiva. Los aportes del grupo Luksic, CMPC y CCU son los primeros que se les vinieron a la mente a los encuestados al ser consultados sobre qué empresas vinculan a una buena acción y de las 1.652 personas que fueron parte del estudio, el 68% cree que es muy positivo para la imagen de las empresas este tipo de donaciones.

Sin embargo, el documento también evidencia que el 41% de los consultados dijeron no saber o no respondieron ante la consulta si podían describir alguna iniciativa específica de las empresas que encontraron buena.

La percepción positiva de las acciones de la empresa también se repite en la confianza que tienen las personas respecto a su empresa o institución. Esto, dado que el 70% evalúa a su empleador con una nota de 5 a 7.

“Esta crisis presenta una oportunidad para la empresa de reconstruir el vínculo con las personas, que sabemos ha estado inserto en una crisis de desconfianza generalizada en las instituciones (…) Es una oportunidad para iniciar un camino de recuperación de confianza”, dice la gerenta general de Cadem, Karen Thal.

Desconfianza

Por otro lado, el documento muestra una percepción negativa de la gente respecto al uso de la Ley de Protección al Empleo por parte de las grandes empresas.

Según el sondeo, el 73% de la muestra dice que al ocuparla, se está priorizando el negocio antes que los trabajadores, el 69% señala que los empleadores se están aprovechando de la norma para reducir indiscriminadamente el número de trabajadores y el 60% está en desacuerdo que la suspensión laboral se está utilizando como una medida excepcional para poder garantizar la subsistencia del negocio.

Por su parte, el 40%de la muestra cree que se debe recurrir a la Ley de Protección al Empleo cuando la empresa esté en riesgo de insolvencia o quiebra.

“Creo que la evaluación pudo haber sido mucho mejor, siendo que se trata de una buena ley que ha permitido mitigar en algo el feroz desempleo que estamos viendo. Creo que hubo errores comunicacionales y circunstancias desafortunadas”, dice el vicepresidente de Icare y de Empresas Copec, Lorenzo Gazmuri.

El sondeo también muestra que antes de fomentar el teletrabajo y las medidas de prevención de contagio en el lugar de trabajo, el 58% de las personas manifestó que lo que más valoraba de la empresa es que mantuvieran los empleos y sueldos durante los meses de crisis.

Comenta