Sector público rechaza reajuste salarial de 2,9% propuesto por el gobierno y advierte paro nacional

Este martes se desarrolló la quinta reunión entre las partes. Los gremios bajaron su petitorio salarial a 7,5%. Desde el Ministerio de Hacienda destacan el esfuerzo fiscal, dado el escenario de déficit.


Por casi 3 horas se extendió este martes la quinta reunión de negociación entre la mesa del sector público, que agrupa a 15 gremios, y los representantes de los ministerios de Hacienda y Trabajo para avanzar en la negociación por reajuste salarial y mejoras laborales, que se realizan anualmente.

En la oportunidad, y tal como habían solicitado los dirigentes el día anterior, el gobierno puso sobre la mesa su primera propuesta para incrementar los salarios: un alza de 2,9% nominal. Sin embargo, esto aún se encuentra muy lejos a lo solicitado por los trabajadores del sector, quienes ayer, y para continuar negociando, presentaron una nueva cifra, de 7,5% (originalmente 8%).

De todas maneras, el 2,9% supera la propuesta inicial presentada por el gobierno anterior durante la negociación del año pasado (1,9%) y el resultado final que llegó al 2,5% nominal.

“La propuesta de 2,9% que está realizando el gobierno en este proceso de negociación representa un importante esfuerzo fiscal considerando el actual escenario de déficit fiscal”, explicó el subdirector de Racionalización y Función Pública de la Dipres, Matías Acevedo, quien lideró la mesa por parte del Ejecutivo.

Y agregó que “nos sentamos a esta mesa con la mejor de las disposiciones. Es el interés del gobierno poder obtener un acuerdo, y eso requiere buena fe y buena disposición de las dos partes. Esto queda reflejado en que mañana (hoy) seguiremos con las conversaciones”.

Rechazo a la propuesta

La diferencia entre la propuesta del gobierno y lo solicitado por los gremios alcanzan los 4,6 puntos porcentuales, por lo mismo los representantes de la mesa del sector público ven muy difícil alcanzar un acuerdo en estas condiciones.

“Se valora que tengamos una cifra sobre la mesa, sin embargo, nos parece insuficiente, porque lo que están haciendo es solo devolvernos la inflación, que en definitiva nos dejaría en remuneraciones congeladas, porque no estamos teniendo incremento real”, dijo Ana María Gutiérrez, representante de la CUT y vocera de la mesa del sector público.

Gutiérrez además dijo que de no haber acuerdos es posible llegar a un paro nacional: “Vamos a definir el ascenso de las movilizaciones y si es necesario podríamos llegar a un paro, está dentro del marco concordado previamente”.

En esta misma línea, el presidente de la Anef, Carlos Insunza, dijo que “ya es tiempo de iniciar un proceso de movilización para dejarle claro al gobierno que hay voluntad de diálogo, pero al mismo tiempo presionando al gobierno que ha sido incapaz de dar señales concretas de cómo entiende que los trabajadores públicos deben participar en el crecimiento del país”.

Estas negociaciones continuarán hoy, a las 17 horas en el Ministerio de Hacienda, donde los gremios esperan que en este sexto encuentro estén presentes los ministros.

El reajuste salarial y mejoras laborales para el sector público deben ser ingresadas al Congreso como proyecto de ley antes de fin de mes. Frente a esto, el senador Juan Pablo Letelier (PS) señaló que “es evidente que la respuesta del Ejecutivo ha estado bastante lejos de lo que ha pedido el sector público, y es evidente que con 2,9% nominal, como piso, estamos diciendo que el reajuste es cero o negativo, entonces evidentemente es difícil de pensar que sea viable”.

A su vez, el senador Jorge Pizarro (DC) sostuvo que“El reajuste lo veremos una vez despachado el presupuesto, cuyo proyecto establece una inflación de 3,2%, por tanto es muy raro que venga con una propuesta tan baja”.

Asimismo, el diputado Daniel Núñez (PC) dijo que “es un reajuste indigno, que no contempla las proyecciones de crecimiento que bordean el 4%”.

Seguir leyendo