Sernac fiscalizará a cementerios por eventuales incumplimientos a la Ley del Consumidor

Cementerio General suspende visitas desde el 6 de mayo.

Los consumidores se quejan principalmente por cobros indebidos por cuotas de mantención, y por la negativa a terminar los contratos.


El Sernac informó que realizará una fiscalización a los cementerios tras detectar, a través de reclamos y alertas de los consumidores, una serie de eventuales incumplimientos a la Ley del Consumidor. Entre ellos se encuentran reclamos por cobros indebidos por cuotas de mantención, negativas al terminar y a entregar copias de los contratos por no estar al día en los pagos, entre otros inconvenientes.

A través de esta fiscalización, informó el Servicio en un comunicado, se pretende analizar el comportamiento de las empresas de cementerios respecto de las obligaciones y exigencias que establece la normativa, con especial consideración en la revisión de los contratos, así como de aquellas prácticas informadas por los consumidores en reclamos y alertas ciudadanas.

Por su parte, el subdirector del organismo, Jean Pierre Couchot, indicó que, en el caso de detectar infracciones, “se tomarán las acciones correspondientes, pues estamos hablando de un servicio muy sensible, donde cualquier incumplimiento puede producir un daño mayor, considerando que las personas podrían ser más vulnerables a abusos, dado que se encuentran en un contexto del dolor propio de perder a un ser querido”.

¿Qué reclaman los consumidores?

Durante el año 2021, el Servicio recibió 738 reclamos contra cementerios privados en el país, y en lo que va de este año suman más de 500 casos. El Sernac realizó una comparación además entre los periodos de enero a mayo de 2022 (454 reclamos) con el mismo lapso de 2021 (307 reclamos).

“Recordemos que los cementerios ofrecen una serie de bienes y servicios que se pueden categorizar como primarios o secundarios, según lo indica la Fiscalía Nacional Económica (FNE). Las sepulturas y cremaciones representan el negocio principal de los cementerios, por lo que pueden ser catalogados como productos primarios o bienes de primera necesidad. Los servicios como mantenciones, traslados internos, reducciones, derechos de sepultación, exhumaciones, lápidas o el uso de sillas, corresponden a bienes o servicios secundarios”, señala el Sernac.

De acuerdo a los registros del organismo, los consumidores reclaman principalmente por problemas relacionados a los nichos y tumbas (30%); seguido por pagos de servicios (27%) y servicios fúnebres (20%).

Al analizar los motivos de los reclamos, los consumidores se quejan por incumplimientos contractuales (64%), esto es, cobros indebidos por cuotas de mantención, por ejemplo, aumentos unilaterales; cobros que no están en el contrato; cobros de seguros no informados; problemas de la cobranza extrajudicial (llamadas en días y horas prohibidas), entre otros.

En segundo lugar, las personas reclaman por las dificultades para terminar los contratos (15%). Asimismo, los consumidores mencionan problemas de mala calidad del servicio prestado (9%), entre ellas, negativa a entregar copias de los contratos.

“Los consumidores cuando contratan los servicios de un cementerio tienen derecho a recibir un servicio de calidad, lo que incluye recibir toda la información sobre las condiciones relevantes del servicio antes de contratarlo, como el precio, ubicación, modalidad de pago, cobros por mantención, posibilidades de dar término al contrato, entre otros”, agregó el Sernac.

Sigue también en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.