Sindicatos de Codelco dudan del cronograma para mejoras en minas

Autor: Bloomberg

La estatal dijo en enero que completaría las obras en sus minas Chuquicamata y Salvador en marzo, pero la fecha se retrasó por segunda vez.


Codelco no podrá cumplir su promesa de reanudar este mes las operaciones en dos de sus fundiciones, donde se realizan obras para actualizar las instalaciones a fin de cumplir con pautas ambientales más estrictas y los trabajos probablemente se extiendan hasta mayo, según dicen los líderes sindicales de la compañía.

La estatal dijo en enero que completaría las obras en sus minas Chuquicamata y Salvador en marzo, pero la fecha se retrasó por segunda vez hasta la primera quincena de abril, dijo la compañía en un correo electrónico. La empresa minera con sede en Santiago se vio obligada a detener las operaciones en diciembre porque no pudo terminar a tiempo para la entrada en vigor de nuevas regulaciones en Chile, las cuales requieren que las fundiciones capturen el 95% de las emisiones.

“Los dirigentes sindicales no han podido ingresar al área, así que no sabemos qué está pasando, el secreto es enorme”, dijo Rolando Milla, presidente del Sindicato Nº 3 de Chuquicamata y coordinador sindical de la fundición. “Se debe hacer responsables a los ejecutivos de la compañía por estos retrasos”.

Crece la demanda

El mercado del cobre está cayendo en déficit conforme la demanda sigue creciendo y las reservas globales monitoreadas por las bolsas de Londres, Shanghái y Nueva York se han reducido a la mitad en los últimos 12 meses. Codelco dijo al Congreso en enero que la interrupción de las actividades daría lugar a una pérdida de producción de aproximadamente 218.000 toneladas en su fundición de Chuquicamata. Eso es aproximadamente el doble del nivel de las existencias de los depósitos que supervisa la Bolsa de Metales de Londres.

Completar la actualización en Chuquicamata está demorando más de lo esperado en parte porque la compañía abandonó la reforma que planeaba para las plantas de ácido sulfúrico existentes y optó por construir nuevas instalaciones, dijo la empresa el año pasado. Codelco encargó la construcción de las nuevas plantas a SNC-Lavalin Group Inc., que en enero reveló un “problema grave” en su negocio minero que los analistas vincularon con el contrato de la compañía en Chile.

Codelco ha cobrado a SNC US$29 millones por las demoras en la construcción de las plantas y devolverá el monto a la empresa con sede en Montreal si las obras se completan antes de fin de mes, informó El Mercurio, citando fuentes anónimas. SNC no quiso hacer comentarios.

Codelco reiteró al contratista principal que las obras debían completarse a fines de marzo, luego de lo cual debería haber un proceso de prueba y un aumento de las operaciones, dijo Codelco en un correo electrónico sin nombrar al contratista. La compañía ha garantizado el suministro de ácido sulfúrico, por lo que estima que podrá cumplir con sus contratos de cobre para 2019, agregó.

Es casi imposible que las operaciones en la fundición de la mina de Salvador se reanuden durante los primeros días de abril, dijo por teléfono el presidente del sindicato de la División Salvador de Codelco, Rodrigo González. La fundición podría potencialmente comenzar en abril si estuviera operando con capacidad limitada, pero la capacidad máxima se alcanzará durante la segunda quincena del mes, añadió.

Si las obras para modernizar la fundición de Chuquicamata se prolongan a abril y mayo, coincidirán con la negociación del contrato de la empresa con los sindicatos de la mina. Los trabajadores no reciben pagos vinculados a la producción y otros bonos mientras la fundición está detenida, dijo Milla.

“Podríamos haber seguido trabajando en las instalaciones antiguas mientras se construyen las nuevas”, señaló. “Nos preocupa que la compañía destaque los altos costos de las operaciones de Chuquicamata, pero nadie se responsabilice por estos retrasos”.

Seguir leyendo