Startups ligadas al turismo proyectan un favorable panorama para el verano

El arriendo de viviendas y los restaurantes en los destinos de vacaciones tradicionales tendrían una alta demanda. Sin embargo, el efecto se concentra más en las zonas costeras del norte, dado que el sur sigue con restricciones.




Pese a la crisis sanitaria, la temporada de verano empezó acompañada de una demanda que presenta una buena oportunidad para repuntar a un sector que ha estado profundamente golpeado por la pandemia como es el turismo. En esa línea, startups del área ya están listas para aprovechar este escenario, que principalmente se concentra en el sector costero, dado que la zona sur no muestra señales de mejoría respecto a los contagios por Covid-19.

Según datos de Portalinmobilario.com, la demanda por arriendos de viviendas para el verano comenzó el 2020 con una caída que se fue profundizando con el paso de los meses, pero que al haber mayor flexibilidad en las medidas sanitarias “la temporada se adelantó”, dicen desde la plataforma. Esto, porque en octubre la variación anual de demanda dejó atrás los números negativos, marcando un alza del 20,2% y ya en noviembre anotó un salto al 128,8%.

Redibuk -startup que administra y ofrece departamentos de segundas viviendas para quienes buscan un lugar donde pasar sus vacaciones o por negocios- vieron desde que levantaron la prohibición de viajes interregionales que la gente comenzó a realizar reservas dentro de las cerca de 120 propiedades que ofrecen en Viña del Mar, Concón, Pucón y Puerto Varas.

Otro efecto que percibieron es que las personas al desempeñarse por medio del trabajo a distancia, optaron por cambiar de aires. “Ha habido mucha reserva durante la semana, lo que muestra que muchas personas optaron por realizar el teletrabajo fuera de Santiago”, comenta el socio ejecutivo de la empresa, Roberto Linderman.

Desde la startup también apuntan que han potenciado todos sus canales para poder aprovechar esta alza, pero también comenta que de ponerse en el caso de no haber reforzado la publicidad igual hubieran visto crecer la demanda por su servicio. Mientras que, sobre cómo ven una posible amenaza de Airbnb, Linderman dice que este tipo de plataformas los ayudan a posicionarse para que ya en una segunda visita vayan directamente a su portal. “Sin perjuicio de que estamos trabajando para tener mayor alcance propio por medio de la difusión del marketing”, agrega.

Sobre el tipo de perfil del usuario, Redibuk detalla que son personas que no han perdido su fuente de trabajo, y por ahora no han percibido que las personas hayan utilizado el dinero recaudado del retiro del 10% desde los fondos previsionales para contratar sus servicios. Pero tampoco descartan que con el segundo retiro puedan aparecer clientes que financien las vacaciones con esos recursos.

En esa línea, la empresa busca cerrar el verano con un crecimiento cercano del 20% y 25% respecto a lo que fue el inicio del 2020 marcado todavía por el estallido social.

Replicar experiencias

Por otro lado, Justo -startup que ofrece un sistema de pedidos en línea para restaurantes- también sienten esto luego de que locales en regiones comenzarán a pedir sus servicios. “Hemos recibido muchos requerimientos de las grandes zonas turísticas de vacaciones, toda la Quinta costa, La Serena y Pucón”, dice el cofundador de la empresa, Rodrigo Segal. En concreto, hoy cuentan con alianzas junto a 300 restaurantes en la Región de Valparaíso, 100 en La Serena y 200 en el sur de Chile.

Además, desde la empresa proyectan que pese a que la gente estará dispuesta a salir de vacaciones de igual forma querrán acceder a servicios parecidos a los que tienen en sus casas como el delivery o la opción de retiro en el local para reducir la exposición al contagio.

Respecto al desafío de abrir operaciones para la época veraniega, Segal comenta que “hay que estar donde están las órdenes, no es un gran problema y sabemos cómo montar esta flota de despachadores provisorias, que tienen fecha inicial y final, lo sabemos hacer”.

Mientras que, tanto como Justo y Redibuk destacan que la digitalización forzosa que tuvieron que realizar las personas para seguir trabajando a distancia, les ayudó para acercar a más clientes a sus empresas en base a que, según ellos, antes había gente con más desconfianza a interactuar con plataformas digitales.

Demanda contenida

A pesar de que startups ligadas al turismo están viendo con buenos ojos lo que está ocurriendo estos meses, otras miran con cierta frustración dado que pese a que comentan que existe una demanda por salir de vacaciones, el contexto no les permite tener réditos de este momento. “El interés está muy fuerte desde principios de septiembre”, dice el cofundador de VulcanoPro.com, Carlos Scheuch.

La empresa, que genera páginas web para operadores del sector del turismo más tradicional, comenta que en julio el rubro comenzó a digitalizarse, pero pese a que desde septiembre apareció la demanda, oferentes han tenido que cancelar las reservas en el contexto de que no tienen permiso para el alto tráfico y/o realizar sus actividades habituales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.