Superintendencia del Medio Ambiente ordena medidas urgentes a empresa ante escape de miles de salmones en Región de Los Lagos

Foto: SMA

El organismo señaló que el hecho podría generar un inminente riesgo ambiental en la zona, luego del hundimiento de 16 de las 18 jaulas del Centro de Cultivo de Salmónidos (CES) Caicura, propiedad de la firma Salmones Blumar S.A., ubicado en la comuna de Hualaihue de esa región.




La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó medidas urgentes y transitorias a la empresa Salmones Blumar S.A., propietaria del Centro de Cultivo de Salmónidos (CES) Caicura, emplazado en la comuna de Hualaihue, Región de Los Lagos, a que el hundimiento de 16 de las 18 jaulas del lugar provocó el escape de miles de salmones.

Al respecto, el superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal de La Maza señaló que la SMA instruyó las medidas luego que el mencionado centro de engorda habría reportado el corte de las líneas de fondeo lo que produjo un hundimiento de jaulas y un posterior escape de peces.

“Esto, por lo tanto, generó una situación de riesgo ambiental, que se está abordando a través de estas medidas en conjunto con acciones que ha ordenado el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca)”, indicó De La Maza.

Medidas

Tras el incidente, funcionarios de la Gobernación Marítima de Puerto Montt y de Sernapesca realizaron una fiscalización sectorial, levantando antecedentes que dieron cuenta de la contingencia, y luego de analizar el mérito de éstos, la SMA ordenó medidas urgentes y transitorias, “en atención al riesgo al medio ambiente y a la salud de las personas que se produce debido al hundimiento de estructuras, el escape masivo de peces, y la posible mortalidad masiva de individuos”, según indicó el organismo.

La primera medida ordena a la empresa establecer un programa periódico de sobrevuelos de verificación del área de la concesión y sitios aledaños, que permitan descartar el varamiento de mortalidades de peces, abarcando a lo menos, los sectores costeros de Caleta La Arena, Chaicas, Puelche, Cochamo y Hualaihue.

La SMA también demanda que “la compañía deberá presentar un programa de recaptura con información geográfica basados, considerando un análisis de riesgo que determine el posible desplazamiento de los peces escapados, indicando además, semanalmente, el estado de avance de este programa de recaptura en forma diaria”.

Además, la empresa deberá presentar un cronograma y programa de extracción, manejo, tratamiento y disposición de la mortalidad generada por el evento, sumado a la extracción de los peces que pudieran encontrarse atrapados entre las redes de cultivo.

El firma salmonera tendrá que registrar por medio de fotografías y grabación submarina del interior de la totalidad de las jaulas del módulo siniestrado, cada vez que se efectúe una actividad o procedimiento de extracción de mortalidad, la cual debe ser informada diariamente a esta Superintendencia, cada vez que ello ocurra, mediante un informe en detalle de cada jaula.

Por último, la empresa deberá entrega de un informe de peritaje elaborado por un profesional externo a la compañía, en el cual se incluya la trazabilidad y comparación, desde el levantamiento de todas las condiciones ambientales que dieron origen a la memoria de cálculo de fondeo, y la posterior instalación de las estructuras de cultivo, y evaluación del estado de todos sus componentes (sistema de fondeo, módulos y redes de cultivo), incluyendo a lo menos guías de compras, facturas y mantenciones asociadas a todos los componentes instalados.

Junto a estas medidas, la compañía deberá entregar en un plazo de cinco días hábiles contados desde el vencimiento de las medidas ordenadas, un informe detallado respecto de cómo fue cumplida cada una de las instrucciones de la SMA.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.