TDLC fija para el 24 de abril audiencia pública por consulta de la Subtel sobre límite de espectro

Las entidades que quieran manifestar su opinión deberán comunicarlo por escrito con una anticipación mínima de 24 horas al inicio del audiencia, mientras que se podrán acompañar antecedentes hasta el 10 de abril.


El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) fijó para el próximo 24 de abril la audiencia pública del proceso que se inició tras la consulta ingresada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) respecto del límite máximo de espectro que pueden tener las operadoras móviles.

Ello en respuesta a una solicitud de la Subtel que solicitó suspender la audiencia que había sido solicitada en principio para el 4 de abril, con el objeto de dar más plazo a los intervinientes en el proceso para analizar un informe económico sobre el límite máximo y derechos de uso de espectro radioeléctrico que fue ingresado por el organismo el viernes.

El TDLC estableció que las entidades que quieran manifestar su opinión deberán comunicarlo por escrito con una anticipación mínima de 24 horas al inicio del audiencia, mientras que se podrán acompañar antecedentes hasta el 10 de abril.

A inicios de octubre la Subtel presentó al TDLC su propuesta para reorganizar el mercado de telecomunicaciones. En el proceso no contencioso la entidad propuso límites en todas las bandas.  Así planteó que en las bajas, el máximo de espectro que podría tener cada operadora móvil sería de 50 Mhz. A su vez, en las bandas medias el límite sería de 60 Mhz y en las altas, de 200 MHz.

Además planteó una serie de condiciones para fortalecer la competencia del mercado móvil. Esto, partiendo del diagnóstico que hizo Subtel de que el sector, si bien ha reducido sus niveles de concentración en 10 años -pasando de tres actores grandes a cuatro, tras la entrada de WOM- estos siguen en niveles altos.

De hecho, entre tres actores dominantes -Claro, Movistar y Entel, de acuerdo con los datos del escrito-, poseen el 81% del mercado de datos y 85,3% en el de voz.

Las propuestas que entregó Subtel apuntan a fortalecer tanto el segmento de los Operadores Móviles Virtuales (OMV), que no han despegado con el vigor que la autoridad esperaba; como la entrada de futuros actores.

Por ello, la primera medida considera establecer un roaming nacional obligatorio y temporal para las empresas, es decir, aquellas compañías que cuenten con red en una zona, deberán ofrecer a aquellos que estén en proceso de despliegue, y que por tanto, no estén en condiciones de competir con los primeros, acceso a su infraestructura. Esta deberá darse en todas las bandas.

Un segundo punto es que obliga a los incumbentes con red de cobertura nacional, de mantener una oferta disponible y actualizada, una oferta de facilidades y de reventa de planes para los OMV, “que sea viable y que permita a éstos otorgar todos los servicios a público que le resulta posible hacer al incumbente”, indicó Subtel.

Estas ofertas y sus modificaciones deberán ser aprobadas por la FNE, previo informe de Subtel.

Otro punto es que se ordena a los incumbentes a compartir infraestructura pasiva con otros operadores, a precios y en condiciones no discriminatorias. Esto debiera incluir la inversión para incrementar la capacidad de las torres existentes.

También se establece un monitoreo permanente de todas estas obligaciones por parte de Subtel y la FNE.

La polémica se inició en junio de año pasado cuando la Subtel, en una sorpresiva medida, decidió congelar el uso comercial de la banda 3.5 Ghz, que en 2001 y 2005 había sido adjudicada a VTR, Claro, Telsur, Movistar y Entel, para analizarla como opción para la implementación de la red 5G. Pocos días después vendría otro golpe para la industria luego que la Corte Suprema, acogiendo un recurso interpuesto por Conadecus, resolviera que las compañías pueden tener un límite máximo de espectro de 60 MHz y ordenara a Entel, Movistar y Claro- “desprenderse de la misma cantidad de espectro radioeléctrico que fue adquirida en el concurso de la banda 700, quedando a su opción la elección de la banda que será enajenada”.

El tribunal también dio la posibilidad de que la Subtel recurriera al TDLC para aumentar el límite exigido cosa que la Subtel hizo en octubre junto con descongelar parcialmente la banda 3.5 Ghz.

Seguir leyendo