Últimos datos sobre los beneficios para subsidio por desempleo en EEUU revelan los desafíos de la recuperación

desempleo eeuu

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo en los programas estatales regulares totalizaron 1,3 millones en la semana que terminó el 11 de julio, 10.000 menos que en el período anterior.




La cantidad de estadounidenses que solicitaron beneficios por seguro de desempleo apenas disminuyó la semana pasada, lo que indica que los desafíos a la recuperación económica se están multiplicando.

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo en los programas estatales regulares totalizaron 1,3 millones en la semana que terminó el 11 de julio, 10.000 menos que en el período anterior, la menor disminución desde marzo, según mostraron el jueves las cifras del Departamento del Trabajo. Otros 17,3 millones de estadounidenses solicitaron beneficios continuos por desempleo en los programas estatales en la semana que terminó el 4 de julio, lo que indica que el dolor económico sigue siendo generalizado.

Las cifras se suman a las señales de que la recuperación del mercado laboral se está estancando a medida que los casos de coronavirus aumentan y las reaperturas se detienen o revierten en todo el país. Las condiciones corren el riesgo de empeorar debido al resurgimiento del virus y al término potencial de los beneficios federales complementarios de desempleo, junto con la demanda que continúa deprimida en una variedad de sectores.

Las cifras de solicitudes iniciales ensombrecieron en parte el informe que mostró que las ventas minoristas aumentaron en junio más de lo previsto y que alcanzaron niveles previos a la pandemia, en medio de la demanda en los concesionarios de automóviles, restaurantes y tiendas de ropa.

“Los datos de solicitudes de beneficios por desempleo sugieren que más progresos a partir de aquí serán mucho más difíciles de lograr”, dijo Michael Gapen, economista jefe de Estados Unidos en Barclays Plc. “Los datos de ventas minoristas nos dicen algo acerca de cómo salieron los hogares de las cuarentenas entre mediados de mayo y finales de junio, pero los datos de solicitudes de beneficios por desempleo nos dicen algo sobre su capacidad para extender el repunte a julio y agosto en un contexto donde no está claro si se esperan pagos adicionales de beneficios federales”.

Sin ajustes estacionales, las solicitudes iniciales aumentaron en 108.800 a 1,5 millones, el primer aumento desde principios de abril.

Los encargados de política monetaria de la Reserva Federal están sonando más cautos esta semana. El presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, dijo el miércoles en una entrevista que su banco está revisando su perspectiva económica a la luz del aumento del virus y que es un “poco escéptico” de que el aumento de empleos en julio será tan fuerte como en los dos meses anteriores.

El número total de las solicitudes continuas no ajustadas en todos los programas cayeron en 430.000 a 32 millones en la semana que terminó el 27 de junio, aunque esta cifra probablemente refleje un conteo excesivo de las solicitudes de beneficios del programa pandémico informadas, que en algunos casos reflejan el número de semanas retroactivas reclamadas en lugar del número de personas individuales.

Comenta