Campeones de la Tierra: Costa Rica recibirá el máximo galardón de la ONU por sus políticas medioambientales 

Para el organismo internacional, Costa Rica ha sido pionera en la protección de la paz y la naturaleza, por lo cual es considerada un ejemplo para la región y el mundo.




Debido a sus políticas de protección de la naturaleza y su compromiso en la lucha contra el cambio climático, es que Costa Rica fue reconocido con el premio Campeones de la Tierra, el máximo galardón del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. 

El premio -que también ha sido entregado a la expresidenta Michelle Bachelet (2017), al ecologista mexicano José Sarukhán Kermez (2016) y a la ex ministra de Medio Ambiente de Brasil Izabella Teixeira (2013)- se le concedió al país centroamericano en la categoría Liderazgo Político, en el que se reconoce su esfuerzo como pionero en el logro de la sostenibilidad al poner las preocupaciones ambientales en el centro de sus estrategias políticas y económicas.

El galardón se les entrega a meses de que presentara su Plan de Descarbonización, que cuenta con objetivos a mediano y largo plazo para reformar sectores como el de transporte, energía, gestión de residuos y el uso de la tierra. Con ello, buscan llegar a las cero emisiones en 2050.

El Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, aseguró sentirse muy orgulloso de recibir el galardón y manifestó que "hace cerca de 50 años, el país empezó a avanzar en una serie de políticas ambientales innovadoras, porque el paradigma de desarrollo sostenible está en el ADN de los costarricenses", destacó el mandatario de Costa Rica".

El éxito de los logros del país centroamericano -que es coorganizador de la COP25 junto a Chile- en temas de sostenibilidad, evidencia que la colocación de las preocupaciones ambientales en el centro de sus estrategias políticas y económicas es "alcanzable y económicamente viable", según la ONU. "Costa Rica ha sido pionera en la protección de la paz y la naturaleza, y es un ejemplo para la región y el mundo", ha manifestado la directora ejecutiva del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Inger Andersen.

Actualmente, más del 95% de la energía de Costa Rica se produce con fuentes renovables, y la cobertura forestal supera el 50% del territorio después de evitar durante décadas la deforestación. El objetivo es que toda la electricidad provenga de fuentes renovables en 2030. Ese año, 70 % de los autobuses y taxis deberán ser eléctricos, y 100 % deberá cumplir con ese requisito en 2050.

Costa Rica, que produce el 0,4 % de las emisiones globales, tiene una extensión de 51.100 kilómetros cuadrados, cuenta con un 5 % de la biodiversidad del planeta y protege un 26 % de su territorio en 170 Áreas Silvestres Protegidas, que se distribuyen en parques nacionales, reservas biológicas, naturales absolutas y forestales, humedales, refugios de vida silvestre y otras categorías.

Comenta