Detectan casos de hepatitis proveniente de ratones: ¿Estamos en presencia de un nuevo coronavirus?

Cruz Roja entregó recomendaciones para prevenir contagio de virus hanta

Un estudio detectó esta nueva forma de contagio de una variante de este virus. Los científicos dicen que es nueva y poco conocida por la comunidad médica, por lo que es muy probable que esté subdiagnosticada.




Un año antes de la crisis sanitaria mundial por coronavirus, un grupo de expertos en enfermedades infecciosas de la Universidad de Hong Kong, encontraba por primera vez una cepa de hepatitis E de un ratón en un ser humano.

El primer caso estudiado fue en un hombre de 56 años, que previo al análisis, se había sometido a un trasplante de hígado. La persona comenzó a mostrar funciones hépaticas anormales. Las primeras pruebas señalaban que tenía hepatitis E, pero los investigadores no encontraron la cepa humana en su sangre.

Hasta ese entonces, no se tenía registro de ratones como fuente de contagio en seres humanos. “De repente, nos encontramos con un virus que puede saltar de las ratas callejeras a los humanos”, señaló Siddharth Sridhar, microbiólogo y uno de los investigadores que hizo el descubrimiento.

Lo preocupante es que aún no se sabe exactamente cómo se han contagiado estas personas, ni tampoco la ruta de transmisión del virus, que afecta principalmente a personas con inmunidad debilitada, al igual que el coronavirus. En el caso de la población vulnerable, podría causar hepatitis crónica, así como daño hepático a largo plazo y daño en los tejidos, señala el estudio.

rata
Los ratones o ratas son motivo de múltiples enfermedades.

Desde ese primer estudio, diez residentes más de Hong Kong han dado positivo con hepatitis E de rata, también conocida como HEV de rata. El más reciente fue diagnosticado el 30 de abril. Lo complejo es que podría haber cientos de personas no diagnosticadas infectadas por ahí, añadió Sridhar.

El Dr. Claudio Azat, director del Doctorado en Medicina de la Conservación de la Universidad Andrés Bello, señala que los casos de hepatitis E de las ratas son algo bastante interesante, “ya que se conoce hace más de un año esta enfermedad, y a los casos en Hong Kong, se suma otro confirmado en Canadá, aunque se cree que está más expandida en otras partes del mundo”.

“Como recién se están desarrollando los diagnósticos y como esta es una enfermedad nueva y que es poco conocida por la comunidad médica en el mundo, es muy probable que la enfermedad esté subdiagnosticada", añade Azat.

El 75% de las enfermedades emergentes tienen origen animal

La probabilidad de que esta enfermedad pueda producir algo como lo que ha generado el Covid-19, es muy poco probable. "Uno, porque esta es una enfermedad que se transmite, al parecer, exclusivamente de ratas a personas, probablemente a través de agua u objetos contaminados por ratones. Podría ser algo similar a lo que ocurre con el virus Hanta, que ratones puedan excretar el virus a través de la orina o a través de las heces, y que este material contaminado con el virus, pueda ser después ingerido por seres humanos”, argumenta Azat.

La probabilidad de que ocurra transmisión entre personas, tal como ocurre con el coronavirus, es muy baja, "no está descrito para ninguno de los seis virus de hepatitis. Estos se transmiten o través de agua o alimento contaminado, o mayoritariamente a través de transfusión sanguínea o sexual”, señala el académico de la Unab.

“Es por eso, que si bien puede ser una nueva amenaza para la población humana, no va a ser con la magnitud que ha sido el Covid-19″, añade Azat.

máxima autoridad de China para el control de enfermedades acepta las críticas
“Si bien puede ser una nueva amenaza para la población humana, no va a ser con la magnitud que ha sido el Covid-19″, señala Claudio Azat de la Universidad Andrés Bello. Foto: Reuters

El profesional pone sobre la mesa un dato interesante. “Hay que recordar que el 75% de las enfermedades emergentes en seres humanos, son de origen animal y por ende, es lo que estamos viviendo hoy en día con el coronavirus, lo que surgió anteriormente con el Hanta o ahora con esta enfermedad nueva de hepatitis E de las ratones”.

"Son enfermedades que cada vez se ven con mayor frecuencia y van a tener mayor impacto, asociado a que los seres humanos cada vez somos un mayor número, estamos más en contacto con animales en la ciudad o animales silvestres. Esto, sumado a la globalización del transporte aéreo, que genera condiciones óptimas para que estas enfermedades puedan ser distribuidas de manera global de forma muy rápida”, explica Azat.

Comenta