Diez pingüinos magallánicos regresan al mar luego de ser rehabilitados

Trabajo de reinserción realizado por la Fundación Mundo Marino se llevó a cabo durante la mañana del domingo 19 de abril en las playas de San Clemente. Las aves marinas, al momento de ser rescatadas, presentaban cuadros de desnutrición, anemia y alto grado de parasitosis.


Al momento de su ingreso a la institución san clementina, todos presentaron cuadros de desnutrición, deshidratación, anemia, hipotermia y alto grado de parasitosis. Las aves marinas de las localidades de Pinamar y Villa Gesell fueron rescatadas, en primera instancia, por la Fundación Ecológica Pinamar y la Fundación Verdemar que trabajan de manera cooperativa con la Fundación Mundo Marino en el rescate de fauna silvestre.

Esta especie, que según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se encuentra “casi amenazada”, migra entre fines de marzo y principios de abril desde nuestra fría Patagonia hasta latitudes más cálidas pudiendo llegar hasta Río de Janeiro, en Brasil. Previamente, su ciclo de reproducción se lleva a cabo entre septiembre y marzo.

Luego, mudan completamente su plumaje antes de iniciar el viaje migratorio: “Estos animales poseen comportamiento gregario, por eso debemos esperar a que haya un número mínimo de recuperados para poder reinsertarlos en grupo. Pasan gran parte del tiempo en el agua, por lo que si aparecen solos en la playa es un mal síntoma.

Lamentablemente, en su periplo migratorio al no encontrar el alimento suficiente, salen famélicos a nuestras costas con cuadros de hipotermia y desnutrición”, explica Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y jefe del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino.

Comenta

Imperdibles