La madre patria de todos: Estudio vincula el origen de los humanos modernos a un lago en Botswana hace 200 mil años

origen-africa

Investigadores se centraron en esa área mediante el análisis genético de poblaciones estables, respaldando la teoría de que nuestros antepasados ​​humanos modernos emigraron de África, en lugar de evolucionar simultáneamente en diferentes sitios de todo el mundo.




Aunque desde hace un tiempo que la ciencia tienen claro que los humanos modernos aparecieron en África hace aproximadamente 200 mil años, el lugar exacto de tal evento y su dispersión hacia otras regiones era hasta hoy, una incógnita.

Sin embargo, un nuevo estudio revela que los Homo Sapiens Sapiens surgieron al sur de África, en la actual Botswana, prosperando allí durante al menos 70 mil años.

La investigación, realizada por Vanessa Hayes, del Instituto Garvan de Investigación Médica en la Universidad de Sydney y profesora en la Universidad de Pretoria en Sudáfrica, señala que los cambios en el clima africano desencadenó en las primeras exploraciones humanas, y que posteriormente inició el desarrollo de la diversidad genética, étnica y cultural de los humanos modernos.

Los hallazgos, publicados en la prestigiosa revista Nature se basaron en las muestras de sangre 1.200 personas de las comunidades locales y participantes del estudio en Namibia y Sudáfrica, estableciendo un catálogo integral de los primeros mitogenomas de humanos modernos del llamado linaje "L0", permitiendo descubrir nuevas y raras subramas L0. Tal como si el ADN fuese una ventana a los primeros 100 mil años de la historia humana.

"El ADN mitocondrial actúa como una cápsula del tiempo de nuestras madres ancestrales, acumulando cambios progresivos durante generaciones. La comparación del código completo de ADN -o mitogenoma- de diferentes individuos proporciona información sobre qué tan estrechamente están relacionados", indica Hayes.

"Fusionamos 198 mitogenomas nuevos y raros con la base de datos actual de la población más antigua conocida de los humanos modernos, el linaje L0. Esto nos permitió refinar el árbol evolutivo de nuestras primeras ramas ancestrales mejor que nunca", agrega Eva Chan, del Instituto Garvan de Investigación Médica.

Así, al combinar la línea de tiempo de este linaje con las distribuciones lingüísticas, culturales y geográficas de diferentes sublinajes, los autores del estudio revelaron que hace 200 mil años, el primer "linaje materno" del Homo sapiens Sapiens surgió al sur de la cuenca del Río Zambeze, que incluye toda la extensión del norte de Botswana, con Namibia al oeste y Zimbabwe al este.

Tras investigar la evidencia geológica, arqueológica y fósil existente, Andy Moore, geólogo de la Universidad de Rhodes, aseguró que la región alguna vez tuvo el sistema de lagos más grande de África, el Lago Makgadikgadi.

"El lago habría comenzado a drenarse debido a los cambios en las placas tectónicas subyacentes, lo que a su vez creó un vasto humedal, que se sabe que es uno de los ecosistemas más productivos para mantener la vida", afirmó.

El primer viaje

De esta forma, las líneas de tiempo evolutivas generadas por los autores del estudio sugieren este humedal proporcionó un entorno ecológico estable para que los primeros antepasados ​​de los humanos modernos prosperen durante 70 mil años.

"Observamos una divergencia genética significativa en los sublinajes maternos más tempranos de los humanos modernos, lo que señala que nuestros antepasados ​​emigraron de su tierra natal entre 130 y 110 mil años atrás", explica Hayes.

Según la investigadora, los primeros migrantes se aventuraron hacia el noreste, seguidos por una segunda ola que viajó hacia el suroeste, mientras que una tercera población permaneció en el lugar hasta hoy.

A partir de ahí, cada uno de estos grupos tuvo distinta suerte: mientras que los exploradores del sudoeste prosperaron e hicieron crecer su población, los migrantes del noreste no proliferaron de la misma forma. La razón tuvo que ver con la adaptación a la alimentación marina, respaldada por una amplia evidencia arqueológica a lo largo del extremo sur de África.

Efectos climáticos

Para conocer qué pudo impulsar estas migraciones, el físico climatológico Axel Timmermann realizó simulaciones por computadora empleando datos geológicos, que capturan la historia climática del pasado del sur de África hace 250 mil años.

En sus conclusiones, el científico estima que la lenta oscilación del eje de la Tierra cambió la radiación solar de verano en el hemisferio sur, lo que lleva a cambios periódicos en las precipitaciones en el sur de África.

"Estos cambios climáticos habrían abierto 'corredores verdes' de vegetación, primero hace 130 mil años al noreste, y luego hace unos 110 mil años al suroeste, permitiendo a los primeros antepasados ​​emigrar por primera vez", indicó.

Quienes se quedaron, dejaron una población de origen que se adaptó a las tierras secas. Hoy se pueden encontrar descendientes maternos de la población de esta tierra.

Controversia

Aún así, hay quienes desestiman la rigurosidad de la investigación.

En declaraciones a la BBC, Chris Stringer, antropólogo del Museo de Historia Natural de Londres, indicó que este tipo de procesos son "complejos" y que no es posible usar este tipo de distribuciones para encontrar un sitio único de origen.

"Sólo estamos observando una parte muy pequeña del genoma, que no puede darnos información completa sobre nuestros orígenes", señala, aduciendo que es posible que hayan existido varias tierras ancestrales, y no sólo una.

Fuente: Nature, National Geographic, BBC

Comenta