Fact Checking 85: ¿Jugadores de Universidad Católica rematan sus camisetas? ¿Médico alemán encontró la cura al Covid-19 en Ecuador?

¿Están los jugadores del actual campeón del fútbol chileno rematando sus camisetas en redes sociales? Revisa la veracidad de esta información.




Jugadores de Universidad Católica rematan sus camisetas

Con motivo de la crisis sanitaria que se vive por el coronavirus, muchas instituciones y personas han decidido ayudar a los que más lo necesitan. Los jugadores del plantel profesional de fútbol del Club Deportivo Universidad Católica se sumaron recientemente a la lista, reuniendo fondos para una fundación (no se reveló el nombre).

La iniciativa, ideada por el defensor de la institución, Alfonso Parot, consistió en rematar a través de Instagram Live, camisetas del plantel, autografiadas y con dedicatoria para la persona que la comprara.

Durante cuatro días (viernes, sábado, domingo y hoy lunes), Parot llamaba al jugador que va a entregar la respectiva camiseta, y en vivo y en directo reciben ofertas de los fanáticos cruzados.

El viernes fue el turno del propio Alfonso Parot, Diego Buonanotte, Valber Huerta, Tomás Asta-buruaga, Matías Dituro e Ignacio Saavedra. El sábado la subasta incluyó a Fernando Zampedri, Cristopher Toselli (que sumó unos guantes en el precio final), Diego Valencia, César Munder y Germán Lanaro.

El domingo Parot remató las camisetas de José Pedro Fuenzalida, César Pinares, Benjamín Kuscevic, Stefano Magnasco, Luciano Aued y nuevamente Parot (camisetas de la selección nacional y Rosario Central). Hoy se suma Marcelino Núñez.

La nota cómica de la jornada la puso Gary Medel, quien apareció como uno de los interesados en la camiseta de Christopher Toselli. Si bien empezó como una broma, fue quien finalmente se adjudicó la polera por $900.000. “Se la pondré al perro”, dijo entre risas.

Los precios alcanzaron hasta $1.000.000.

Encontraron la cura al Covid-19 en Ecuador

Delantal blanco, acento europeo, un laboratorio de fondo y acusaciones de conspiración internacional para acallarlos es un conjunto ideal para llamar la atención de parte de la población. Más aún si su producto dice curar el Covid-19.

Hace un tiempo que circula por Internet (YouTube lo bajó hace poco) un video de 15 minutos donde el doctor alemán Andreas Ludwig Kalcker propone las pruebas que demuestran que el dióxido de cloro es eficaz en eliminar el coronavirus en la mayoría de los pacientes infectados que lo usaron. “Les comparto buenísimas noticias! 100 casos recuperados en sólo 4 días con CDS, mediante ensayos clínicos realizados por doctores en Ecuador”, señala el mensaje.

El dióxido de cloro es una sustancia que está únicamente recomendada para desinfectar superficies y en ningún caso para ser ingerida. Tal recomendación es recogida por el doctor Kalcker, quien asegura que se trata de dosis muy bajas en una solución.

Imagen del video en cuestión. Fue borrado.

En Chile, el Instituto de Salud Pública de Chile lleva años advirtiendo sobre los peligros de este elemento. “Se ha detectado que el producto Clorito de Sodio y Dióxido de Cloro se comercializa, distribuye y se publicita como: MMS, solución milagrosa, MMS producto científico alemán, miracle mineral solution, en diversos sitios web y redes sociales. No existe respaldo de seguridad, calidad y eficacia, por lo que su importación, tenencia, transferencia, uso, distribución y comercialización es ilegal”.

“No está autorizado para ser usado en el tratamiento o prevención de Covid-19 en patologías tales como: infecciosas, crónicas, cardiovasculares o tumorales, distintos tipos de cáncer, VIH, autismo, entre otras", afirmó a Qué Pasa Heriberto García, jefe de la Agencia Nacional de Medicamentos (Anamed) del ISP. "Además, no existen antecedentes científicos que avalen las condiciones eficaces, por lo que su publicidad y uso, representa un riesgo para la salud de las personas”, agregó.

Un rápido análisis de los eventos que se relatan en el video, señala que el documento no ha sido sometido a ninguna revisión, no todos los participantes han sido diagnosticados de Covid-19, no existe grupo de control y no hay pruebas para confirmar que están curados y no solo que se sientan mejor y sin síntomas por el simple paso de los días.

Respecto de las pruebas que se han hecho en Ecuador, se remiten a la Asociación Ecuatoriana de Médicos Expertos en Medicina Integrativa (Aememi), que no es más que una organización que se presenta de la siguiente manera: “Estudiando con nosotros marcarás (SIC) la diferencia de tu presente y futuro desde el campo holístico (mente, cuerpo y espíritu). Nuestros docentes son expertos en los campos a tratar y son elegidos por su acrisolada trayectoria”. "Somos un grupo de médicos con formación universitaria, especializados en las diversas disciplinas de la Medicina Integrativa: Homeopatía, Acupuntura, Flores de Bach, Sinergética, Sanación Pránica, Reiki, Biomagnetismo, Ayurveda y Terapia Neural”.

Como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), “todavía no existe una vacuna, medicamento o tratamiento contra el coronavirus para prevenir o tratar Covid-2019. Entre los distintos fármacos y tratamientos que se están investigando contra el coronavirus no se incluye ni dióxido de cloro el clorito de sodio”.

Dinamarca permite que parejas se vuelvan a reunir, pero mostrando fotografías o cartas de amor que lo acrediten

En Europa poco a poco vuelven a la “normalidad”. Es el caso de Dinamarca, que a partir de este lunes flexibilizó los controles fronterizos con países nórdicos y con Alemania, permitiendo que parejas que estuvieron separadas por el coronavirus, puedan volver a reunirse después de unos meses.

¿Condiciones? Demostrar que la relación efectivamente existe, por al menos seis meses. Además, la policía señaló que tendrás que mostrar mensajes, fotos o cartas que lo confirmen.

“Pueden traer una foto o una carta de amor”, sostuvo el subdirector Allan Dalager Clausen a la emisora ​​danesa DR. “Me doy cuenta de que estas son cosas muy íntimas, pero la decisión de dejar entrar a la pareja depende en última instancia del juicio del agente de policía que vea cada caso”.

Dinamarca había cerrado sus fronteras el 14 de marzo con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus. Esto motivó a que muchas parejas se reunieran de un lado de la frontera cada uno (de Dinamarca y Alemania por ejemplo).

Revisa todos nuestros fact cheking en este link.

Comenta