Fedor Konyukhov, el hombre que remó desde Nueva Zelanda a Chile

kayakista ruso chile

El deportista ruso busca realizar la navegación a remo más austral del mundo y la única en cruzar el Cabo de Hornos.




Fedor Konyukhov es un antiguo marino ruso, sacerdote ortodoxo oriental, artista y montañista ruso. Con 67 años, el oriundo del Mar Negro tiene una larga bitácora de anécdotas náuticas.

En su registro anota varios récords, como la circunnavegación del mundo en cuatro oportunidades, cruzar el Atlántico en 15 oportunidades totalizando más de 40 expediciones, ser la única persona que ha alcanzado cinco veces ambos polos, ha llegado dos veces a la cima del Everest y cruzar el Atlántico a remo en 46 días, entre otros.

El ruso, que también es piloto de globo aéreo, ahora pretende sumar un nuevo registro. En diciembre de 2018 inició la ruta en un kayak a remo desde Dunedin, South Island, Nueva Zelanda hacia Cabo de Hornos. Y tras 141 días en el océano, arribó el pasado jueves a Punta Arenas. Su objetivo final lo pretende cumplir en los próximos días, con lo que se convertirá en el hombre en realizar la navegación a remo más austral del mundo y la única en cruzar el Cabo de Hornos.

Cuando se encontraba a 650 kilómetros de la costa, la Tercera Zona Naval de la Armada de Chile comenzó a monitorearlo. "Estoy feliz de hablar con ustedes y me siento motivado al escuchar a las primeras personas después de tanto tiempo", fueron sus palabras a la dotación del Avión P111 del Grupo Aerosur después de absoluta incomunicación en las aguas del Pacífico.

Una vez que ingresó a aguas nacionales, el navegante ruso estableció contacto radial con las autoridades, dando aviso que todo se encontraba en orden.  "Era realmente difícil verlo, el oleaje estaba muy alto, casi a tres metros, y él estaba completamente escondido entre la espuma", aseguró el Piloto Naval Teniente Álvaro Alezthier.

[caption id="attachment_636448" align="alignnone" width="454"]

Fyodor Konyukhov[/caption]

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.