Revista Slate explica la "jerga revolucionaria" que se usa en las redes sociales en Chile

plaza-italia

Medio resalta su carácter y particularidad que se han traducido en "un lenguaje inteligente, divertido y creativo".




En 60 días desde que se inició el estallido social, diversos medios extranjeros han informado y analizado la situación que vive Chile. Hoy, la revista norteamericana Slate, creada en 1996, especializada en temas de actualidad, política y cultura explica un aspecto diferente: la jerga utilizada en redes sociales en ese periodo.

En su versión on line, resalta el proceso de estallido y crisis social que ha experimentado Chile en los últimos dos meses. Y lo destaca por su carácter y particularidad que se ha traducido en "un lenguaje inteligente, divertido y creativo", destaca, el cual ha ayudado a sostener las continuas protestas.

El artículo titulado A Guide to Chile's Revolutionary Social Media Slang (Una guía para la jerga revolucionaria de las redes sociales en Chile), destaca aspectos como las razones de que en las protestas se hable del presidente Sebastián Piñera, como "El Pizza" porque visto, explican, "comiendo pizza en el rico barrio de Vitacura". Aquel, destaca la nota, es  "solo un ejemplo de cómo la rápida incubadora lingüística de las redes sociales se ha combinado con el reconocido vocabulario de los chilenos para difundir una jerga de protesta ingeniosa e hilarante que ha definido el movimiento".

https://twitter.com/Slate/status/1207371123760996353

Explican que los rasgos particulares del vocabulario nacional y el tono que ha tenido en las protestas, se debe al aislamiento geográfico de Chile y como nuestro idioma incorpora palabras del quechua y mapudungún, e incluso del alemán e inglés. "Todo esto ha creado condiciones perfectas para un vocabulario diverso, flexible y en evolución que también se ha traducido en línea", señala.

La "jerga" también se inspira en protestas extranjeras, como la de Francia con los "chaqueta amarilla", que en Chile se llaman "chalecos amarillos", que son principalmente, dice la nota, "personas de clase alta que se ponen los chalecos de seguridad para indicar que están allí para detener el daño a la propiedad de los manifestantes". Una versión que fue rechazada por los creadores franceses del movimiento por "traicionar su esencia".

También explican cómo nace "Chilezuela", combinación de Chile y Venezuela, originalmente usada por la derecha para expresar temores de convertirse en un país pobre bajo el socialismo, que "ahora está siendo utilizado irónicamente por el movimiento de protesta para señalar la fragilidad del hipercapitalismo de Chile".

Comenta