Los humedales en Chile cuentan su secreto mejor guardado

FOTO: LibroHumedalesWCS

La publicación Chile, país de humedales. 40 mil reservas de vida elaborado por la ONG Wildlife Conservation Society se puede descargar en la web de manera gratuita.


“Los humedales generan recursos fundamentales para la vida y el ser humano, para la alimentación y para la conservación de la naturaleza”. Esa es la primera frase del libro Chile, país de humedales. 40 mil reservas de vida, que lanzó recientemente la ONG Wildlife Conservation Society coincidiendo con el día del Humedal, que se celebra el 2 de febrero.

En casi 200 páginas, el libro –que se puede descargar en la página de WCS– rescata el valor de la biodiversidad de estos ecosistemas acuáticos, su importancia en el ciclo del agua, sus amenazas y su proyección en el tiempo. Todo eso acompañado de hermosas fotografías que pueden llevar al lector a reconocer ciertos humedales, porque -tal como dice el libro- “todos hemos estado alguna vez cerca de un humedal o hemos recorrido alguno, probablemente sin saberlo”.

Vista general de un humedal de turberas en el Parque Karukinka, en la Región de Magallanes / Archivo WCS

Tal como reseña la publicación, Chile es un país de humedales, lo que queda en evidencia por los cerca de 40.000 de estos sistemas que han sido reconocidos hasta ahora para nuestro país gracias al Inventario de Humedales desarrollado por el Ministerio de Medio Ambiente. Este número, sin embargo, está subestimado, porque no considera algunos tipos de humedales como mallines o turberas, los que cubren enormes extensiones, especialmente en la Zona Patagónica.

Bandada de ejemplares juveniles de gaviota de Franklin (Leucophaeus pipixcan), en el humedal costero Laguna Conchalí, en Coquimbo. Esta especie cruza todo el continente para pasar el verano en el Hemisferio Suro FOTO: LibroHumedalesWCS / Alan Warren

Los humedales son un tipo de ecosistemas donde el agua es el principal factor controlador del medio, definiendo su vegetación y fauna asociada. Estos sistemas entregan múltiples beneficios -conocidos como servicios ecosistémicos-, que en palabras simples son aquellos recursos que otorgan los sistemas naturales al ser humano. Uno de ellos está relacionado con una urgencia actual: el cambio climático.

Turberas en el Parque Karukinka, en la Región de Magallanes / Archivo WCS.

“Los ecosistemas de humedales tienen una tremenda capacidad de absorción de carbono, el doble que los bosques, pese a cubrir sólo un 9% de la superficie terrestre. Sin embargo, la pérdida de humedales también es mucho más acelerada que la de bosques, pero es un proceso que pasa mayormente desapercibido en nuestra sociedad. Su protección es clave para mantener la biodiversidad que sustenta el desarrollo económico del país”, explica Bárbara Saavedra, doctora en Biología y directora para Chile de WCS.

El libro describe en detalle algunos de los humedales más reconocidos en el país, como el Salar de Huasco (Región de Tarapacá), El Yali (Santo Domingo, Región de Valparaíso, comuna de Santo Domingo) y el humedal Carlos Anwandter (Valdivia, Región de Los Ríos), que fue el primer sitio RAMSAR de Chile. Varios de estos sistemas tienen amenazas o han sido derechamente dañados, como es el caso de la contaminación del Río Cruces en Valdivia realizada por la empresa Forestal Arauco.

“Por esto es tan importante acelerar procesos de transformación hacia la conservación de nuestro capital natural, tanto en las políticas públicas como en el espacio de las políticas corporativas, porque Chile es un país que tiene fundamentalmente una economía que está empujada por el sector privado”, agrega Saavedra. En ese sentido, el Servicio de Biodiversidad –cuya ley se tramita en el Congreso- cobra urgencia. “Tiene un mandato claro orientado a promover la conservación, que no significa poner un candado, sino hacer gestión para la sustentabilidad”, concluye la directora de WCS.



Seguir leyendo