La diseñadora tras la maleta que incentiva la ciencia a través de la artesanía Aymara y Lafkenche

SONY DSC

Elena Alfaro, directora del Programa de Artesanía de la UC lidera un innovador proyecto Explora Conicyt donde los niños aprenden con juegos y experimentos sobre los artefactos tecnológicos creados por aymaras y lafkenches.


Una frazada chilota de lana de oveja -que usó desde niña en su cama y que hoy atesora como una reliquia- y un cucharón de palo, que confeccionó su abuelo fueron sus primeros encuentros con la artesanía. Entonces ni siquiera intuía que 30 años después, con un título de periodista de la Universidad de Santiago y de diseñadora, en la Universidad Católica; su área de investigación y estudio sería justamente la artesanía.

Directora del Programa de Artesanía de la Universidad Católica, de la Muestra Internacional de Artesanía UC y docente en la Escuela de Diseño, de esta casa de estudios, Elena Alfaro hoy lidera un innovador proyecto de Ciencias Sociales, ganador del Concurso de Divulgación y Valoración de la Ciencia del Programa Explora de Conicyt (2019) que, por primera vez, vincula ciencia y artesanía.

Se trata de "Mi laboratorio de Artesanía": dos maletas con kits multipropósito -inspiradas en las culturas Aymara y Lafkenche- que incluyen juegos y experimentos que rescatan y ponen en valor las tecnologías desarrolladas por pueblos originarios que hoy siguen vigentes y reproduciéndose en objetos artesanales de diferentes rubros, siendo testimonio de una forma de apropiación de los beneficios de la tecnología y la ciencia; que tiene cientos de años de historia.

[caption id="attachment_1013458" align="aligncenter" width="900"]

Elena Alfaro, directora del Programa de Artesanía de la UC, lidera proyecto donde los niños aprenden con juegos y experimentos sobre los artefactos tecnológicos creados por aymaras y lafkenches.[/caption]

Alfaro indica que niñas y niños de hoy, han crecido rodeados de tecnologías digitales que resuelven necesidades de la vida cotidiana poblando su entorno de computadores, teléfonos celulares, videojuegos, y una gran cantidad de gadgets, que son considerados el epítome de lo tecnológico, sin que ninguno de estos potenciales usuarios pueda explicar cómo funciona.

"En estas maletas lo que hacemos es mostrarles cómo en tiempos precolombinos, los pueblos originarios resolvieron necesidades vitales y simbólicas a través de soluciones tecnológicas artesanales -pues era la única manera de producir- creando artefactos que dan cuenta de la inventiva puesta al servicio de la solución de un problema (inspiración de la tecnología); y de la curiosidad por explicar cosas que no conocemos del mundo que nos rodea, como los ciclos naturales que permiten la obtención de materia prima, por ejemplo; que es el mismo principio que alienta a la ciencia", explica.

Las maletas -aymara y lafkenche- tienen en su interior una honda aymara o una pilwa lafkenche, un librillo con la historia e importancia tecnológica de cada pueblo originario, un juego de memoria y una serie de experimentos para que los niños aprendan la química del teñido, las estructuras textiles que pueden lograr con nudos, entre otras cosas.

Además, cada kit contiene audiolibros, para los más pequeños y personas con alguna discapacidad visual, códigos QR que llevan a videos donde se explica cómo hacer los experimentos y un sitio web, donde estarán disponibles todos los contenidos.

"Este proyecto capitaliza una vasta experiencia en torno al quehacer artesanal, la mediación de contenidos sobre artesanía para niños y niñas y lo enriquece con un acento en la ciencia y en la tecnología que nos parece tan necesarios. Esperamos que, con esta forma de ver la artesanía, los niños valoren más este tipo de artefactos y la inteligencia e inventiva de los pueblos originarios que las crearon y siguen recreándolas", dice la experta de la UC.

En la creación de ambos kits participaron artesanos, representantes aymaras y lafkenches, científicos y profesionales de diversas disciplinas para complementar miradas desde las ciencias, la tecnología y la pedagogía.

El proyecto -financiado por Explora Conicyt y con el apoyo de Fundación de Artesanías de Chile y el Servicio Agrícola y Ganadero-, será lanzado a finales de marzo, con 300 maletas distribuidos en todo Chile, gratuitamente.

Comenta