La Tercera

“Me impacta la privatización del agua en Chile, es algo difícil de comprender”

La expresidente de Irlanda y ex Alta Comisionada de la ONU por los Derechos Humanos se presentó en Congreso Futuro 2020, haciendo un llamado a ser “prisioneros de la esperanza” y activistas locales y globales. 

Con mensajes de justicia climática y una mayor participación social, Mary Robinson fue la encargada de ofrecer la segunda charla magistral del Congreso Futuro 2020, que se lleva a cabo en el Teatro Oriente. No perdió el tiempo en mostrar su preocupación por las vulneraciones de Derechos Humanos en los últimos meses en nuestro país.

“Chile vive un momento de crisis donde debe pensar en su futuro”, partió su discurso entre aplausos del público en el Teatro Oriente. La abogada hizo énfasis en el contexto que vive el país durante los últimos meses. “Me entristeció ver los heridos, las lesiones oculares, la violencia física y sexual realizada por agentes del Estado”, agregó.

Su primera visita a Chile fue en marzo de 1996, cuando llegó en una gira oficial como Presidenta de Irlanda. Luego, en 2015 fue invitada por la ex Mandataria, Michelle Bachelet, como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Actualmente pertenece al grupo The Elders, organización internacional defensora por la paz y los Derechos Humanos. Además, Mary Robinson preside el grupo formado por más de cien ex presidentes que discuten por el fortalecimiento de la democracia, llamado el Club de Madrid.

Desde su paso por la ONU, la lucha contra cambio climático y la defensa de los Derechos Humanos han sido sus mayores preocupaciones como promotora de acciones políticas. A su juicio, son temas que están directamente relacionados. Estuvo presente también en la polémica versión pasada de la COP25, donde criticó la falta de compromiso de los países participantes en el encuentro. “Espero que en la próxima reunión, en la COP26 de Glasgow, los asistentes se involucren con el control de emisiones”.

Junto a eso, Robinson hizo énfasis en la importancia de explicar y promover la importancia de por qué el clima no debe subir más de 1,5°C, cosa que a su juicio no fue bien comprendido ni en el Acuerdo de París en 2015, ni en la última reunión organizada por Chile, y llevada a cabo en Madrid. “El reporte del IPCC dice que un aumento de 1.5°C ya provoca cambios en el ecosistema, pero estar por sobre los 2°C significa un gran riesgo para el planeta, y sobre 3° será una catástrofe”, explicó.

Clima y ciudadanía

“Me impacta la privatización del agua en Chile. Es algo difícil de comprender”. Con esta frase, su discurso fue interrumpido por los aplausos del teatro. Los comentarios de Robinson apuntaron a dar cuenta al Estado y al sector privado en promover mejoras en favor de la ciudadanía. “Ellos pueden ayudar a mejorar, deben hablar e impedir la proliferación de acciones en contra de las personas”.

Además, la exmandataria utilizó de ejemplo a su país natal para mostrar que hay cambios que se han promovido por instancias extra parlamentarias. En Irlanda existe un Parlamento, y también existe una Asamblea Ciudadana que expone problemáticas que no siempre son tratadas en instancias legislativas. “Teníamos un gran problema climático por ser un país principalmente agrícola, pero fue la Asamblea Ciudadana, a través de testimonios de sitios rurales, que expusieron el problema”. Una situación parecida ocurrió en 2018, donde la Asamblea Ciudadana de Irlanda propuso abolir la penalización del aborto, lo que se decidió través de un referéndum constitucional.

Mary Robinson durante su charla en el Congreso Futuro. FOTO: Congreso Futuro

Robinson invitó a la audiencia a comprometerse con los cambios locales y globales, a ser “prisioneros de la esperanza”. En primer lugar, realizó un llamado a “hacer que el cambio se presente en nuestras vidas. Debemos partir realizando acciones como reciclar o ahorrar energía para ser partes del cambio”. En segundo lugar, invitó a la ciudadanía a “molestarse con quienes tienen más poder y mayor responsabilidad en evitar desastres climáticos”, refiriéndose a las grandes empresas que no hayan innovado en la utilización de energías limpias o economía circular.

Y por último, Robinson llamó a todos a “imaginar el mundo que queremos dejarle a los demás”.

Demostrando una vez más sobre su atención en el proceso chileno, Mary Robinson se mostró esperanzada ante el proceso que podría conformar una nueva Constitución. “Chile tiene el beneficio de una tener una oportunidad de generar cambios con una convención equitativa en términos de género y con la participación de pueblos originarios”, finalizó la ex mandataria.