Menos paseos, ansiedad y el peligro de una sobredosis de cloro: el impacto de la cuarentena en las mascotas

FOTO: REUTERS/Manuel Silvestri

El inesperado cambio en las rutinas de perros y gatos pueden influir en su comportamiento, advierten veterinarios.




Quedarse en casa, ya sea por una decisión voluntaria o acatando las medidas impuestas por la autoridad, puede tener un impacto no solo en las personas sino también en las mascotas.

Erick Lucero, veterinario y director de la Asociación de Etología Clínica Veterinaria de Chile, señala que perros y gatos también se pueden ver afectados con las cuarentenas, el encierro y todos los cambios que en la rutina que el nuevo coronavirus está causando.

Relaciones sociales

Según el especialista en comportamiento de animales de compañía, las mascotas, y especialmente los perros, al ser muy sociales, se acostumbran a estar en un grupo y pueden extrañar algunas rutinas a las que ya están habituados.

En casa, lo ideal es que puedan divertirse y tener juguetes con los que puedan jugar solos. Así, cuando la familia en la que viven, vuelva a la rutina del trabajo fuera del hogar y los estudios, la mascota no sufra ansiedad porque se siente solo. “Es una manera de prepararlos, de anticiparse a la separación. El perro es muy social, es parte de un grupo social. Si el hábito es estar en grupo y de pronto se siente solo, puede que desarrolle problemas de ansiedad”, indica Lucero.

Al contrario, si el perro no está acostumbrado a estar tan cerca de las personas y de pronto está toda la familia en casa, y con niños, es probable que la mascota se sienta estresada y hasta irritable.

Imagen-TEMA--PASEO-DE-MASCOTAS-410

Cachorros y vacunas

Los cachorros también son motivo de preocupación. Como una buena parte de las familias está en sus casas, los perros pequeños no están socializando lo suficiente con sus pares y hay que poner atención a eso. Respecto de las vacunas, Lucero dice que no es recomendable saltarse las vacunas del calendario, por lo que es importante contactarse con un veterinario y en lo posible coordinar una hora de la atención para que ésta sea expedita. También dice que algunos profesionales están realizando atención a distancia.

Regreso del paseo

Cuando vuelven de un paseo en la calle, las patas del animal se deben limpiar al igual que la suela de los zapatos, pero no con los mismos productos. “El alcohol gel, igual que el alcohol, irrita la patas de los perros. Lo mejor es lavar con agua y jabón o shampoo para perros y secar la zona, con una toalla, papel absorbente o secador de pelo si es que el animal tiene mucho pelo en las patas. Hay que evaluar, porque cada perro es distinto”, dice Lucero.

Durante estos paseos, es clave que las mascotas también mantengan distanciamiento social no solo de las personas, sino también de otras mascotas para evitar que lleven el virus a las casas.

El Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet) señala que al llegar del paseo, se deben dejar todos los accesorios del animal (collar, arnés, traílla o correa) en una caja de almacenamiento de artículos utilizados y rociarlos con agua con cloro para desinfectarlos.

Luego sugiere aplicar una solución de agua con champú directamente en las patas y masajear cada pata por 20 segundos y sacar el exceso de champú con toallas húmedas o directamente con agua de la llave para eliminar por completo el champú, para finalmente secar muy bien las patas con toallas de papel para evitar que queden húmedas.

Por último, la agrupación recomienda aplicar una película de algún producto hidratante especial para perros, en los cojinetes de patas y manos, en caso de no contar con este producto, se puede utilizar vaselina sólida para humectarlos.

Si se trata de un gato que sale solo a la calle, aunque por ley no se debe permitir la salida sin supervisión, también debe seguir medidas de higiene, aunque en el caso de ellos es más complicado. “Los gatos son más sensibles y sus patas más delicadas. Son más de andar en los techos que en el suelo, pero lo mejor es que no salgan”, indica Erick Lucero.

FOTO: REUTERS

Los dueños de perros que salen a pasear ahora que hay menos personas y vehículos circulando en la calle tienen que tener cuidado con que éstos caminen o corran sin sus correas. “Dejar a los perros sueltos para que corran en lugares por los que habitualmente pasan auto puede ser riesgoso, porque se pueden acostumbrar y representar un peligro para ellos cuando ya se vuelva a la normalidad”, advierte Erick Lucero.

Cuidado con la limpieza de la casa

Una de las recomendaciones de la autoridad sanitaria es la limpieza y desinfección de los lugares por los que transitan las personas y también al interior de la casa. Eso ha llevado a que el suelo y las superficies al interior y al exterior de las casas se limpien con soluciones de cloro y amonio cuaternario.

Sin embargo, al igual que otros productos de limpieza, estos productos pueden ser tóxicos e irritantes para las mascotas.

“Los productos desinfectantes pueden generar daño en las mascotas si tienen contacto directo. Al igual que los niños, hay que preocuparse de utilizarlos cuando niños y mascotas no estén presentes, esperar a que se seque la superficie, luego ventilar hasta que no quede olor al desinfectante y permitir que ingresen a esa habitación”, dice Lucero.

¿Cómo saber si están afectados? Si el contacto con la superficie fue a través de las patas, mostraran molestia al pisar o se lamerán la zona con mayor insistencia o frecuencia. Si el daño fue respiratorio, pueden presentar irritación, estornudos, tos, conjuntivitis o rinitis leve.

Comenta