Museo Británico: más de 8 millones de piezas arqueológicas almacenadas y un moái

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile declaró el 14 de agosto que el Hoa Hakananai’a como un “vínculo tangible” de la historia de la isla y se ha iniciado una campaña para que lo devuelva. ¿Regresará a Isla de Pascua? Complejo escenario, porque en 265 años, el Museo Británico solo ha devuelto una pieza, cenizas de aborígenes de Tasmania.


Alberga dos millones de años de historia y es el museo más famoso del Reino Unido. Lo fundó en 1753 un naturalista británico que donó su colección privada al rey. Desde ese momento se estableció como un museo gratuito, y si en una primera etapa recibía cerca de 5.000 visitantes anuales, hoy son más de 6,5 millones, que pueden admirar algunas de los 50 artículos en exhibición de sus más de 8 millones de piezas.

Muchos tesoros que exhibe se encuentran a miles de kilómetros de su ubicación inicial. Por ejemplo, piezas prehispánicas de culturas que florecieron 2000 años Antes de Cristo (A.C) hasta la llegada de los españoles a Tenochtitlán en el siglo XVI. Es por eso que hace años varias naciones se unieron en la campaña denominada “Devuélvannos el pasado”, para reclamar que regresen a sus países, entre los que se cuentan a Egipto, México, Grecia y Chipre.

Ahora Chile quiere que vuelva a su origen el moái Hoa Hakananai’a, que significa amigo perdido o robado, una estatua mide de 2,4 metros de altura. ¿Cómo llegó al museo? Infantes de la marina británica llegaron a la isla en 1868 y encontraron el Hoa Hakananai’a enterrado hasta el torso, el cual intercambiaron por trueque. Es además una de las pocas que exhibe grabados en su espalda

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile declaró el 14 de agosto que el Hoa Hakananai’a como un “vínculo tangible” de la historia de la isla y se ha iniciado una campaña para que lo devuelva. ¿Regresará a Isla de Pascua? Complejo escenario, porque en 265 años, el Museo Británico solo ha devuelto una pieza, cenizas de aborígenes de Tasmania.



Seguir leyendo