“Por evidentes irregularidades”: Oposición acude a la Contraloría por adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias a consorcio internacional por parte de Corfo

corfo

El grupo de parlamentarios, entre los que se encuentran los senadores Provoste y Girardi, señala que las irregularidades se dan “por presuntas omisiones de etapas esenciales del proceso de evaluación de las propuestas recibidas”. Según dicen, en la primera etapa el consorcio de universidades chilenas lideraba la evaluación.




Luego de la polémica que se suscitó la semana pasada por la determinación de la Corporación de Fomento (Corfo) de adjudicar el Instituto de Tecnologías limpias (ITL) al consorcio Associated Universities Inc (AUI) y que generó el rechazo del Consejo de Rectores, entre otras entidades, esta mañana un grupo de parlamentarios de oposición llegó hasta la Contraloría para pedir un pronunciamiento del ente regulador respecto de a decisión, por considerar “evidentes irregularidades en el proceso de licitación”.

La decisión de Corfo fue tomada tras nueve meses de analizar las postulaciones en las que participaron tres consorcios. La ganadora fue la de AUI conformada por nueve universidades de Estados Unidos Harvard, entre ellas, Massachusetts Institute of Technology (MIT), Columbia, Princeton, Cornell, Pensilvania, John Hopkins, Rochester y Yale. Además, cuatro universidades nacionales: del Desarrollo, San Sebastián, Autónoma de Chile y de Atacama.

Esto pese a que en la primera parte de la evaluación el consorcio de universidades chilenas, la liderada por la Universidad de Chile, y que integraban otras diez universidades -Universidad Católica, Universidad de Concepción, Universidad Santa María, entre otras- fue superior a AUI. En las siguientes dos evaluaciones, el grupo primordialmente internacional, se impuso.

En el escrito ingresado hoy por los parlamentarios Guido Girardi, Yasna Provoste, Carlos Montes, Luis Rocafull, Gabriel Silber, Juan Luis Castro y Raúl Soto, manifiestan que el 21 de noviembre pasado tomaron conocimiento de supuestas irregularidades en el proceso de licitación del ITL “por presuntas omisiones de etapas esenciales del proceso de evaluación de las propuestas recibidas”.

Por este motivo, agregaron, es que el 23 de noviembre los miembros de la comisión de Minería y Energía del Senado oficiaron a Corfo para que informara y esclareciera el estado del procedimiento licitatorio “a fin de sisipr toda duda sobre la transparencia del proceso, solicitando una reunión unida de las comisiones de Minería y Energía y de Desafíos del Futuro”. Esa sesión fue citada finalmente para el 4 de enero, instancia en la que se presentó el vicepresidente de Corfo, Pablo Terrazas, quien informó la decisión final, la cual había sido tomada esa misma mañana. “Tal información hizo inoficiosa la reunión de las comisiones y, naturalmente, agravó el velo de incertidumbre sobre el proceso de licitación”, se señala.

Además, se indica: “Desde ese mismo día, los miembros de la comisión recibieron informaciones trascendentes que alumbraban claras irregularidades o anormalidades acaecidas en el proceso de licitación, constituyendo hechos que ameritan ser investigados y sancionados con corrección del proceso de licitación, mediante un acto administrativo, sobre todo, cuando aún no se ha perfeccionado la resolución del Consejo de Corfo, porque la decisión comunicada verbalmente por el señor Terrazas, no ha sido suscrita por dicho consejo y se encuentra en redacción por un secretario ejecutivo, tal como este mismo lo expresó públicamente”.

Al respecto el senador Girardi manifestó que se trata de “un proceso oscuro e irregular” y en el que se asignó recursos a AUI, pese a que la mejor evaluación de la Agencia Internacional la obtuvo la Corporación Alta Ley, que incluye a las universidades chilenas más importantes y tradicionales. “La Corfo creó otra instancia evaluadora con funcionarios propios -jefes de gabinetes, fiscales, asesores- que no son expertos en la materia, pero que le dieron mayor puntaje a AUI. Y finalmente el Consejo de ministros y el vicepresidente Terrazas le asignaron los recursos a AUI”, dijo.

El senador añadió que “pretendían dar a conocer el resultado el 24 de diciembre, como se dice entre Pascua y Año Nuevo, para que pocos se enteraran. Pedimos que se suspendiera e invitamos a Pablo Terrazas, vicepresidente de Corfo a explicar la situación a la Comisión Desafíos del Futuro el lunes 4 de enero a las 15.00 horas, pero durante esa mañana realizaron la asignación”.

El ITL se construirá en la Región de Antofagasta y contempla una inversión de US$265 millones -la mayor de carácter público para investigación y desarrollo- y que busca impulsar la energía solar, la minería sustentable de litio y otros minerales y el hidrógeno verde.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.