¿Por qué este invierno ha sido tan "tóxico"?

Fotografía de contaminación del aire en Santiago.

Factores climáticos y de salud, han generado malas condiciones del aire y múltiples enfermedades. Las cifras indican que el invierno de 2019, es el peor de los últimos cinco años.




El viernes 21 de junio comenzó el invierno en Chile y según especialistas, ha sido uno de los más complejos en los últimos años. Factores como la escasez de lluvia, mala calidad del aire, poca ventilación y aumento de enfermedades como influenza, son algunos elementos que determinan lo difícil que ha sido la actual estación, a la que aún le quedan dos meses.

Según cifras del Instituto de Salúd Pública, hasta el 6 de julio, los 42 centros centinela en Chile, regsitraban 3.289 casos de influenza A, 344 de influenza B y 2.994 de virus sincicial. Esto representa casi cuatro veces más que durante 2018, cuando se anotaron 874 casos de la primera y 145 de la segunda. 26 fallecidos ha dejado la influenza A, mientras que de los 546 pacientes hospitalizados en el sector público por virus respiratorios, el 63% corresponde a virus sincicial.

Arnaldo Zúñiga, jefe de Difusión y Monitoreo Dirección Meteorológica de Chile (DMC), señala que Santiago ha sido testigo de mucho frío y escasez de lluvia, porque "los sistemas frontales se han estado desarrollando un poco más al sur de la Región de O´Higgins, entonces en Santiago han predominado las altas presiones, que inhiben que pasen los sistemas frontales, lo que implica que no llueva. Además, los pocos sistemas frontales que han logrado cruzar, han sido débiles, y detrás de ellos siempre viene una masa de aire frío".

[caption id="attachment_678122" align="alignnone" width="900"]

La contaminacion en la cuenca de Santiago es provocada por falta de lluvia y ventilación.[/caption]

Jorge Dreyse, broncopulmonar del Centro de Enfermedades Respiratorias y Cirugía de Torax de Clínica Las Condes, explica que "existe un fenómeno biológico asociado al frío y a la temperatura de la nariz , que es donde entran muchos virus respiratorios, sobre todo el rinovirus que es el más común del resfriado. Cuando la nariz baja a 32° (regularmente está entre 35° y 37°), el virus logra replicarse hasta mil veces más rápido, por lo que permite que nos contagie a nosotros como a personas alrededor. El frío en sí mismo no produce el resfriado, pero ayuda, la gente que está en los polos no se resfría más, pese a que está a temperaturas sumamente bajas".

El aire frío y la escasez de lluvia, produce mala ventilación. "Santiago se ventila por viento, y cuando no hay movimientos verticales, el aire está quieto. El frío lleva a la mala ventilación, porque refuerza la inversión térmica a niveles bajos. Mientras que si hace calor, supera un valor asociado a la inversión térmica y se ventila. Cuando no hay ventilación, se acumula material particulado, y eso empobrece la calidad del aire", establece Zúñiga.

"El frío facilita que disminuyan nuestras defensas, favoreciendo la replicación de algunos virus, y también, cuando tenemos fríos, el cuerpo para conservar el calor, lo que hace es vasocontraer las zonas de mayor calor como manos, pies, orejas y nariz. Entonces, al estar vasocontraídas llega menos sangre, y al llegar menos sangre, hay menos células de defensas", dice Dreyse.

[caption id="attachment_697075" align="alignnone" width="900"]

Los casos de influenza A durante 2019 alcanzaron 3.289 pacientes en centros centinelas.[/caption]

La ventilación mejoraría a partir del viernes, y el fin de semana, arribaría el sistema frontal que hoy está en el sur. "Eso significa que hay probabilidad de lluvia normal a moderada, lo que podría mejorar la condición de ventilación y calidad del aire. Son elementos que van en cadena. Incluso la vaguada costera ayuda a una mala ventilación, ya que refuerza la inversión térmica. Eso sí, cuando pasa hacia el sur, ventila la cuenca de Santiago", añade Zúñiga.

Dreyse agrega que "cuando tenemos fríos, no encerramos y no ventilamos, y enfermamos a toda la gente. También estamos cerca unos de otros, y aumentan los riesgos de contagiarnos. El aire y la contaminación, también son un factor, cuando nos exponemos, aumentan nuestras enfermedades respiratorias. Este año la influenza estuvo bien pesada porque el virus que circuló, fue el de 2009, un virus y una capacidad mucho mayor y más dañino que en 2018".

Comenta